fondos vs planes de pension

Fondos de inversión vs planes de pensiones, ¿cuál es mejor?

Fondos de inversión y planes de pensiones son dos soluciones clásicas para planificar la jubilación y para invertir a largo plazo. Las dos están entre las soluciones que el banco te recomendará.

Tienen muchos puntos en común, pero también diferencias que harán que sea más recomendable uno u otro según tus objetivos financieros y situación.

Principales diferencias entre un fondo y un plan de pensiones

¿Es mejor un fondo de inversión o un plan de pensiones?

El primer paso para poder responder a esta duda es saber en qué consiste y cómo funciona cada uno de ellos.

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es una Institución de Inversión Colectiva o ICC. Su papel es el de juntar el dinero de muchos pequeños ahorradores (partícipes) para invertirlo de acuerdo a una política determinada.

En realidad, lo que hace un fondo es invertir en una cesta de activos en nombre de sus partícipes. Así, por ejemplo, puede invertir en acciones de diferentes sectores o de un sector concreto si, por ejemplo, es un fondo tecnológico. Y lo mismo si invierte en renta fija.

Todos los fondos están gestionados por un equipo de profesionales que son quienes invierten el dinero de los partícipes.

¿Qué es un plan de pensiones?

Un plan de pensiones también es un vehículo de inversión que invierte el dinero de muchos pequeños ahorradores. Su objetivo es invertir a largo plazo para planificar la jubilación y tener así un complemento a la pensión pública.

Desde un punto de vista práctico, un plan de pensiones invierte a través de un fondo de pensiones, que funciona de forma muy similar a un plan de pensiones. En realidad, el plan actúa como una carcasa para el fondo de pensiones. De hecho, puede haber varios planes de pensiones sobre un mismo fondo de pensión, aunque no es habitual.

¿Es mejor invertir en un plan de pensiones o en un fondo de invresión?

Cada uno de los productos tiene sus características, ventajas y desventajas. Las diferencias ente planes de pensiones y fondos de inversión se centran en:

Liquidez o cuándo podrás recuperar el dinero

➜ Los fondos de inversión son totalmente líquidos. Salvo excepciones, podrás acceder a tu inversión siempre que quieras, en cualquier momento. Una vez pidas reembolso, tendrás el capital en tu cuenta menos la retención correspondiente en unos pocos días.

➜ Con los planes de pensiones no ocurre lo mismo. Son un producto ilíquido por definición. En otras palabras, que no vas a poder recuperar tu inversión cuando tú quieras.

En este caso existen una serie de contingencias o supuestos que tienen que cumplirse para acceder al dinero:

  • Jubilación.
  • Invalidez o incapacidad.
  • Paro de larga duración.
  • Fallecimiento.
  • Al cabo de 10 años desde la primera inversión (y esta última la quieren quitar ahora).

Salvo que estés en uno de esos casos, no podrás recuperar el dinero cuando tú quieras. Si todo va bien, tendrás que esperar por lo menos 10 años desde la inversión para acceder a tu dinero.

Esta opción fue un cambio establecido en 2015, por lo que en 2025 es cuando se podrá empezar a recuperar el dinero. Ahora que se acerca la fecha se está planteando eliminar esa opción.

Como ves, en términos de liquidez, los fondos de inversión ganan de calle a los planes de pensiones.

Comisiones y gastos asociados

Los costes y comisiones son un problema para buena parte de los fondos y planes de pensiones, pero especialmente para los segundos.

Al final, todo dependerá del fondo de inversión y el plan de pensiones que escojas. Si me sigues, sabrás que soy muy fan de la inversión indexada, entre otras cosas por su estructura de costes.

Si comparamos un fondo indexado con un plan de pensiones indexado (el único que me plantearía contratar), podemos ver más clara esta diferencia de costes.

➜ Por ejemplo, el fondo indexado MyInvestor S&P 500 Equiponderado tiene un TER o coste total del 0,49% sobre el patrimonio invertido. Eso es lo que pagarás por invertir en ese fondo indexado.

➜ Por su parte, el plan Naranja S&P 500 aplica una comisión anual de gestión del 1,25% a la que habría que sumar el coste de los fondos en los que invierte. Como ves, los dos invierten en el SP 500, pero con costes muy diferentes.

Recuerda que con MyInvestor podrás acceder a planes y fondos con comisiones muy reducidas. Ese mismo plan de pensiones indexado al SP 500 lo puedes tener con marca MyInvestor y una comisión de solo el 0,49%.

¿Cuál tiene mejor rentabilidad?

De nuevo, dependerá del producto específico con el que inviertas, pero en términos generales, los fondos de inversión tienden a ofrecer mejores resultados que los planes de pensiones.

Diversidad de oferta

Aquí no hay punto de comparación, igual que ocurre entre fondos indexados y ETFs.

La oferta de fondos es muy superior a la de planes de pensiones y no solo en número, también en estrategias y mercados en los que invertir. Así, existen fondos especializados en diferentes áreas geográficas, sectores, tipos de empresas o estrategias de inversión, algo que no ocurre con los planes de pensiones.

Incluso si nos limitamos a los fondos indexados, hay fondos indexados sobre el Nasdaq, por ejemplo, pero ningún plan que invierta solo en ese índice bursátil.

Límites de inversión

El segundo gran hándicap de los planes de pensiones son los límites de inversión. Como este producto desgrava en la renta, las cantidades que puedes invertir están limitadas por ley.

En concreto, no podrás invertir más de 1.500 euros en planes de pensiones individuales, los que puedes contratar libremente. A esta cantidad puedes sumar hasta 8.500 euros a través de los planes de pensiones de empleo, que son los de las empresas para sus trabajadores.

Esa es la cifra máxima. Esto hace que el plan de pensiones sea más un complemento para tu cartera de inversión que el principal vehículo a través del que invertir. A fin de cuenta, con esos límites será complicado cumplir con tus objetivos financieros.

Por el contrario, no hay ningún límite a la inversión en fondos de inversión. Puedes destinar tanto dinero como quieras.

Fiscalidad e impuestos

Tanto fondos de inversión como planes de pensiones disfrutan de la ventaja del diferimiento fiscal. En otras palabras, permiten retrasar el pago de impuestos y hacer así que tus ahorros aprovechen mejor el interés compuesto y crezcan más rápido.

Como no tienes que pagar a Hacienda cada año una parte de tus beneficios, dispones de más dinero para invertir y así tu patrimonio crece a un ritmo más alto.

Más allá de esa característica común, la tributación de fondos de inversión y planes de pensiones es diferente.

Impuestos de los fondos indexados

Los fondos tributan en el IRPF como una ganancia o pérdida patrimonial por la que pagarás entre un 19% y un 28% según el rendimiento que hayas generado.

Su principal ventaja es que los traspaso entre fondos están exentos de tributar. SI cambias de fondo o mueves tu dinero de uno a otro, no tendrás que pagar impuestos en la renta. Solo lo harás al recuperar el dinero. Simple, sencillo y fácil de entender.

Impuestos de los planes de pensiones privados

Por su parte, los planes de pensiones tienen una fiscalidad más compleja (y peligrosa). Por un lado, el dinero que inviertas sirve para desgravar en la renta. Al hacer el IRPF esas aportaciones se restarán de tus ingresos y así, pagarás menos impuestos.

Por otro lado, al rescatar el capital, éste tributará como rendimiento del trabajo según los tramos generales del IRPF (desgravó en los tramos generales y paga impuestos en esos mismos tramos).

Tipos de la renta base General
Base imponibleTipo a aplicar
DesdeHasta
0 €12.450 €19%
12.450 €20.200 €24%
20.200 €35.200 €30%
35.200 €60.000 €37%
60.000 €300.000 €45%
Más de 300.000 €47%
Tipos del ahorro
Ganancias totalesTipo a aplicar
DesdeHasta
0 €6.000 €19%
6.000 €50.000 €21%
50.000 €200.000 €23%
200.000 €300.000 €27%
Más de 300.000 €27%

Además, tendrás que escoger cómo rescatar el plan de pensiones: en forma de capital, como renta o con una mezcla de ambas. Si no escoges bien, Hacienda puede quedarse con la friolera del 48% de tus ahorros para la jubilación.

Sin embargo, si haces bien tus cálculos obtendrás una rentabilidad fiscal extra por la diferencia entre los impuestos que te ahorraste con las aportaciones y los que pagas al recuperar el dinero.

Ejemplo práctico de la comparativa

Para terminar de entenderlo, vamos a ver un ejemplo de los impuestos de un plan de pensiones vs un fondo de inversión.

En este ejercicio vamos a comprar el impacto de recuperar 100.000 euros con un plan de pensiones en forma de capital (todo de golpe), de renta a razón de 10.000 euros al año y de unas ganancias patrimoniales de 100.000 euros para un fondo de inversión.

Esto es lo que pagarías en cada caso:

  • Plan de pensiones en forma de capital, pagarás 40.536,5 euros en impuestos, de los cuales 38.579,5 serán exclusivos del plan de pensiones.
  • Plan de pensiones en forma de renta, pagarás 41.871 euros en impuestos en total, sumando el capital de la pensión pública. Sin embargo, sólo 22.844 serán por el plan de pensiones.
  • Fondo de inversión, pagarás 21.880 euros en impuestos.

Disposición en la herencia

Por último, los planes de pensiones tienen una ventaja sobre los fondos en el momento de la herencia.

💰 Los fondos de inversión, igual que las acciones, los ETFs y la mayoría de inversiones, se suman a la masa hereditaria y se reparten entre los herederos forzosos.

💰 Los planes de pensiones, como los seguros de vida y ahorro, no se reparten entre los herederos. Al contratar el plan podrás escoger quién es el beneficiario en caso de fallecimiento. Es decir, quien hereda tu plan de pensiones y esa persona puede ser uno de tus herederos o quien tú elijas.

La tributación de los planes heredados es la misma que al rescatarlos en vida. Se suman al resto de rentas del trabajo.

Los fondos, sin embargo, se sumarán a la herencia y tributarán dentro del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Además, se benefician de lo que se conoce como la plusvalía del muerto, por la que los herederos no pagarán impuestos por las ganancias acumuladas en el fondo.

¿Cuál elegir? Plan de pensiones vs fondo de inversión

Tras la comparativa entre planes de pensiones y fondos de inversión llega el momento de escoger. ¿Cuál deberías incluir en tu cartera de inversión?

Si tuviese que escoger una sola opción, esta serían los fondos de inversión (invierto en MyInvestor) y especialmente los fondos indexados. Entre las razones para hacerlo destacaría su liquidez y el hecho de no tener que bloquear mi capital durante por lo menos 10 años.

A esto se añade una oferta mucho más variada que sí permite crear una cartera de inversión bien diversificada y a tu medida (con los planes sería más difícil).

Por último, el propio límite al dinero que puedes invertir en un plan de pensiones ya marca su propia utilidad y papel. Puede ser un complemento para la inversión a más largo plazo y para la jubilación.

En este sentido, el principal motivo para invertir en un plan de pensiones sería aprovechar las deducciones fiscales y tratar de obtener un rendimiento fiscal extra. ¿Cómo saber si lo lograrás? De forma muy sencilla: piensa si esperas ganar ahora más dinero que cuando estés jubilado. Si es así, pagarás menos impuestos y, por lo tanto, compensará invertir en el plan de pensiones.

¿Cuáles son los mejores planes de pensión? Los que están indexados, sin duda alguna. Puedes encontrarlos en MyInvestor.

Para el resto de casos, los fondos de inversión son una herramienta mucho más versátil y flexible para invertir tus ahorros.

En la formación de finanzas personales e inversión LINVEST Club te enseño las claves para analizar y escoger los mejores fondos de inversión y crear una cartera adecuada a tus necesidades. En este curso intensivo aprenderás las bases de inversión y un modelo que funciona para el 99% de las personas.


Descarga gratis
el ebook con los 4 activos más rentables para invertir en 2024.

Entradas Recientes

Entradas Relacionadas