Calculadora de interés compuesto para fondos, acciones, etc.

Con una inversión mensual de 300€ durante 35 años y una revalorización del 10% anual conseguirás acumular más de 1.000.000€

Selecciona en la calculadora de interés compuesto tus posibilidades de ahorro e inversión y descubre cuánto podrás acumular.

Puede usarse para cualquier tipo de activo: fondos indexados, ETFs, acciones, cryptos, etc.

Descarga gratis mi ebook con los 4 activos más rentables para invertir en 2024.

Usando la calculadora de interés compuesto

¿Cómo funciona esta calculadora de interés compuesto?

Una vez has introducido en la calculadora de interés compuesto tu inversión inicial y el monto de tus inversiones periódicas, habrás obtenido el capital final de la inversión. Cuántos más años estés invertido, mayor será tu capital final, así es como funciona el interés compuesto.

En el ejemplo del vídeo anterior hemos usado el fondo indexado SP500 de MyInvestor, que históricamente ha promediado de un 7 a un 10% de tasa de interés anual.

Es un fondo indexado diversificado y seguro, con un historial de más de 100 años de ganancias contrastadas y una tendencia al alza.

El fondo indexado SP500 invierte en las 500 empresas más grandes de Estados Unidos y constantemente rebalancea su cartera para reflejar en el ranking si una empresa entra o sale. De esta forma, siempre invertirás en las empresas punteras y más grandes de la primera economía mundial.

➜ Además, tras abrir cuenta en MyInvestor puedes dejar creada una transferencia periódica desde tu banco habitual y crear una orden mensual de inversión en este fondo de inversión por la cantidad que tu elijas. Esta estrategia te permitirá invertir todos los meses y aprovechar todavía mejor el interés compuesto en fondos indexados, acciones o cualquier activo financiero en el que decidas invertir.

Así, por ejemplo, si has elegido que el día 1 de cada mes se envíen desde tu banco 150 € a MyInvestor, puedes escoger en MyInvestor que todos los días 5 de cada mes se inviertan estos 150 € en el fondo indexado.

Para ello debes abrir una cuenta en MyInvestor con este enlace. Además, te dejo estos dos vídeos donde descubrirás cómo abrir la cuenta con ellos y cómo invertir una vez tengas la cuenta aprobada.

Recuerda que MyInvestor es un banco regulado por el Banco de España y que cuenta con las mismas garantías de depósitos que cualquier otro banco español, por lo que tu dinero estará seguro con ellos.

Una vez la inversión periódica esté configurada, podrás empezar a beneficiarte de la magia del interés compuesto año tras año sin el tiempo y las preocupaciones que conllevan seguir el mercado e intentar cronometrarlo.

Créeme, en el medio-largo plazo muy pocos son los fondos de gestión activa son capaces de batir el rendimiento del SP500, y aunque lo hagan, no son para ti porque sus comisiones suelen estar entre el 1,5 y el 3 %, en cambio el fondo de inversión Vanguard de MyInvestor solamente tiene una comisión del 0,1 %; prácticamente inexistente.

Si te interesa invertir en el SP500 y quisieras medir la rentabilidad que te puede dar este fondo a 20 o 30 años, usa la calculadora con un interés del 10% y obtendrás una proyección muy aproximada.

Puedes hacer este mismo ejercicio con acciones, ETFs, Criptomonedas y cualquier otro tipo de inversión. En realidad, el interés compuesto se aplica a todo tipo de inversiones, lo único que necesitas es reinvertir los beneficios que genere ese activo. En otras palabras, mantener tu inversión en el tiempo.

¿Cuál es la fórmula del interés compuesto normal?

Para calcular el interés compuesto de una inversión hay que aplicar la siguiente fórmula matemática:

Cn = C0 (1 + i)n

Donde:

  • Cn” es el capital que tendrás al final después de que hayan pasado ‘n’ periodos de tiempo.
  • C0” es el capital inicial o inversión inicial, es decir, lo que aportas como punto de partida.
  • n” es el número de períodos durante los que se aplica el interés. En otras palabras, el número de años o meses que estarás invertido.
  • I” es el tipo de interés al que se revaloriza la inversión.

Esta es la fórmula matemática del interés compuesto, que sirve para reflejar cuánto dinero tendrás si optas por reinvertir los intereses de tu inversión.

Para que lo entiendas mejor, esta fórmula plasma lo que ocurre año tras año cuando a tu inversión inicial le sumas los intereses que has generado con tu capital el año anterior.

Por ejemplo, imagina que inviertes 10.000 € a un interés del 10%.

El primer año generarás 1.000 € de beneficio. ¿Y el segundo? Un poco más, porque ese 10%  de interés se calculará sobre 11.000 € (la inversión inicial más los rendimientos del primer año). De esta forma, la rentabilidad del segundo año será de 1.100 €, el tercero de 1.210 € y así sucesivamente, creando el efecto bola de nieve típico del interés compuesto.

Las 4 formas de usar esta calculadora (con ejemplo)

Esta calculadora del interés compuesto sobre tus inversiones se puede usar de cuatro formas distintas según lo que quieras averiguar.

Normalmente, se utiliza el interés compuesto para saber cuánto dinero puedes conseguir con una inversión a largo plazo. En esta calculadora he querido ir un poco más allá y responder a otras preguntas que me hacen muchos de mis alumnos de Fórmula Linvest, cómo cuánto tiempo tardarán en alcanzar sus objetivos de ahorro o cuánto dinero necesitan invertir cada mes para lograrlo.

Así, la calculadora es en realidad una herramienta para hacer cálculos sobre tu ahorro e inversión a largo plazo.

Para ver cada uno de estos supuestos, solo tienes que desplegar el apartado inicial y seleccionar la respuesta que te gustaría que la calculadora respondiese.

¿Cuánto puedo ahorrar?

Esta es la pregunta más repetida y a lo que responden la mayoría de calculadoras de interés compuesto: qué cantidad de dinero puedes juntar en un periodo de tiempo concreto con el interés compuesto.

Para responder, lo único que hace falta es saber la cantidad inicial, si realizarás aportaciones periódicas (yo lo recomiendo) y cuándo, así como el tipo de interés que se aplicará y el tiempo que vas a invertir. Con estos datos, obtendrás la cifra que acumularás en el tiempo.

Por ejemplo, imaginemos una persona que invierte 10.000 € y aporta 200 € al mes a un interés del 8 %.

¿Cuánto dinero tendría al cabo de 25 años? Esta es la respuesta de la calculadora:

Este gráfico resume cuánto podrás ahorrar gracias al interés compuesto, incluido el porcentaje del dinero que corresponderá a tus aportaciones y a los intereses que genere tu dinero a largo plazo.

De esta forma, podrás ver claramente el verdadero poder de esta herramienta. Además, también tendrás un cuadro con la evolución de los intereses, que te permitirá entender mejor como lo único que el interés compuesto necesita para funcionar es tiempo. De ahí que siempre hable de invertir a largo plazo, aunque también puedes calcular su impacto en periodos de tiempo más cortos.

¿Cuánto tardaré en alcanzar mi objetivo de ahorro?

También se puede usar la fórmula del interés compuesto para averiguar cuánto tardarás en conseguir tu objetivo de ahorro según las condiciones de inversión que te marques.

Para hacerlo más fácil, vamos a mantener las condiciones del ejemplo anterior: 10.000 € de capital inicial, 200 € de aportación mensual y un interés del 8 % anual. Con estas cifras, ¿cuánto tardarías en conseguir 150.000 € para pagar la casa sin hipoteca?

Este es el resultado:

A partir de ahí, puedes jugar con la cantidad que ahorras cada mes o el interés que puedes obtener por tus inversiones para ver cómo el resultado final varía, que lo hará.

Otra opción es mirar directamente las respuestas a las otras dos funciones de la calculadora de inversiones a largo plazo.  

¿Cuánto necesitaré cada mes para alcanzar mi objetivo de ahorro?

Esta pregunta es una variante de la anterior y es útil para saber cuánto dinero necesitas ahorrar cada mes para conseguir un objetivo de ahorro en un periodo de tiempo determinado.

Por ejemplo, tengo 10.000 € y quiero juntar 80.000 € en un plazo de 5 años para la entrada de la casa

¿Cuánto necesito ahorrar cada mes si mi rentabilidad objetiva es del 8 %?

Esta sería la respuesta:

Como ves, esta funcionalidad de la calculadora de interés compuesto te dice el esfuerzo económico que debes hacer cada mes para conseguir tu objetivo. Así, podrás ver si esa meta que te has marcado es factible o no y cuánto necesitas ahorrar.

También la puedes utilizar para objetivos más ambiciosos y a largo plazo. Por ejemplo, cuánto necesitas ahorrar e invertir si tienes 25 años y quieres sumar 500.000 € para dejar de trabajar a los 50 años o a los 60 años.

Recuerda que, cuanto más tiempo inviertas, mayor será el efecto bola de nieve del interés compuesto.

¿Qué porcentaje de interés necesito para alcanzar mi objetivo de ahorro?

La última funcionalidad de la calculadora de inversiones con interés compuesto es una de las más útiles. Te permite saber cuál debe ser tu objetivo de inversión según la meta que te hayas marcado y tu capacidad de ahorro. Esto te ayudará a determinar lo agresivo que debes ser con tus inversiones.

De nuevo, recuperamos el ejemplo anterior. Tienes 10.000 € como punto de partida y una capacidad de ahorro de 200 € al mes. Tu meta es sumar 80.000 € para la entrada de tu casa en 5 años.

¿Qué interés anual necesitas generar para lograr tu meta?

Como puedes ver, el objetivo es muy ambicioso, por no decir que imposible de alcanzar y necesitarías reformular tu meta para conseguirla en más años o aportar más dinero de forma recurrente. En cualquier caso, esta herramienta te da una perspectiva global sobre tu plan y hasta dónde puedes llegar con él.

¿Dónde invertir con interés compuesto?

El interés compuesto se aplica a todas las inversiones. Para ponerlo en marcha solo tienes que reinvertir las ganancias o, simplemente, no vender tu inversión.

Mientras mantengas tu dinero invertido irá aprovechando el empuje del interés compuesto y haciendo que tu patrimonio crezca más rápido cada año.

Interés compuesto en fondos indexados + ejemplo práctico

Los fondos indexados son uno de los mejores productos para aprovechar el interés compuesto e invertir a largo plazo. Por un lado, tienen comisiones reducidas y, por otro, cuentan con la ventaja fiscal de que no hay que pagar impuestos si traspasas tu dinero de un fondo a otro.

Esto hace que puedas ajustar tu cartera al momento de mercado sin romper el efecto del interés por el pago de impuesto. Esta es una de las diferencias entre fondos indexados y ETFs.

Imagina que destinas 1.500 € al índice MSCI World, que invierte en las 23 principales economías desarrolladas del mundo, y que aportas 500 € cada mes. Al cabo de 25 años habrías sumado 473.813 €.

La ventaja de los fondos indexados es que, en ese periodo, podrías haber optado por traspasar ese capital a otro fondo más global, como el MSCI World ACWI, que reúne las 23 economías desarrolladas más las 24 principales economías emergentes, sin pagar impuestos por las ganancias acumuladas.

Interés compuesto en ETFs + ejemplo práctico

Los ETFs son otra opción para el inversor indexado. Se trata de fondos que funcionan y tributan como acciones. Los ETFs se caracterizan por tener costes todavía más limitados que los de un fondo indexado, aunque no disfrutan de la exención fiscal en caso de traspaso.

La forma de aprovechar el interés compuesto con un ETF es muy sencilla: comprar y mantener el ETF en cuestión. Siempre que lo hagas tu dinero crecerá de forma compuesta. Así de fácil.

Los ETF ofrecen una grandísima variedad de opciones de inversión y son la mejor forma de invertir en sectores específicos. Por cada tipo de negocio, hay casi seguro un ETF que lo representa.

Por ejemplo, para invertir en tecnología podrías utilizar un ETF como el Xtrackers MSCI USA Information Technology UCITS, que sigue un índice MSCI (sí, como el que acabamos de ver sobre el mundo, pero centrado en tecnología). Su rentabilidad acumulada desde el lanzamiento es de 305,9 %.

Interés compuesto en acciones + ejemplo práctico

La estrategia para sacar partido al interés compuesto en acciones es la misma que con los ETFs: practicar una estrategia de buy & hold o, lo que es lo mismo, comprar y mantener. Además, en caso de que la empresa reparta dividendo, reinvertirlo.

Así es como se maximiza el interés compuesto con este activo financiero. A partir de ahí, existen grandes historias de éxito en el corto y en el medio plazo. Por ejemplo, las acciones de Google han subido un 170% entre 2019 y 2024.

Interés compuesto en criptomonedas + ejemplo práctico

Bitcoin y el mercado de criptomonedas han hecho millonarios a muchos inversores que simplemente invirtieron pronto y mantuvieron su inversión en el tiempo.

Una persona que hubiese invertido en Bitcoin desde sus inicios acumularía un rendimiento del 529.817%. Y, ni siquiera hace falta irse tan lejos, en los cinco últimos años el valor de la criptomoneda ha subido un 972%.

Otros activos dónde puedes hacer interés compuesto

Lo que acabas de ver son cuatro activos con los que aprovechar el interés compuesto, aunque la realidad es que todas las inversiones se pueden beneficiar de él, desde fondos de inversión activos hasta crowdlending y crowdfunding pasando por productos más complejos como los CFDs.

En realidad, solo es necesario reinvertir las ganancias que hayas obtenido a lo largo del tiempo. En eso consiste el interés compuesto.

Los 2 mejores brókers para invertir con interés compuesto

Para invertir en todos estos productos financieros necesitarás una plataforma financiera. Estas son las dos más recomendables para invertir con interés compuesto según el tipo de inversión que quieras hacer.

Trade Republic, el mejor para ETFs, Acciones y Cryptos

Trade Republic es la mejor opción para invertir en ETFs, acciones y criptomonedas con interés compuesto.

Si todavía no lo conoces, se trata de un bróker alemán con licencia bancaria que destaca por sus costes reducidos para esos tres tipos de inversiones. Puedes invertir en ETFs desde 1 € y con una comisión de sólo 1 € por operación.

Funciona principalmente a través de la app móvil y es muy sencillo de utilizar. Aquí puedes ver mi review y opinión completa sobre Trade Republic.

Además, este banco tiene una ventaja adicional: una cuenta remunerada al 4% que te permitirá sacar un buen rendimiento al dinero de tu fondo de emergencia.

– Puedes abrir cuenta en Trade Republic pulsando aquí.

 

MyInvestor, el mejor para fondos indexados

Para el inversor en fondos indexados, MyInvestor es la mejor opción con mucha diferencia. Es la plataforma donde encontrarás una mayor variedad de fondos indexados sobre los que montar tu cartera.

MyInvestor no cobra ningún tipo de comisión por operar con fondos indexados, más allá de los costes de los propios fondos. También puedes invertir desde 1 € en muchos casos.

Además, si quieres invertir en fondos indexados sin tener que ocuparte de nada, el neobanco dispone de 5 carteras indexadas bajo el modelo de roboadvisor en las que puedes invertir desde 150 €.

Si quieres saber más sobre este neobanco, aquí te dejo mi review y opinión de MyInvestor.

¿Cómo invertir con interés compuesto?

Invertir con interés compuesto es la cosa más sencilla del mundo, por lo menos en teoría.

El interés compuesto consiste en mantener la inversión de forma que los intereses se acumulen en el tiempo. Es tan fácil como suena. Lo único que debes hacer es vencer la tentación de vender esa inversión. Si eres capaz de mantenerla a largo plazo, ya estarás aprovechando el interés compuesto.

A partir de ahí, si eres capaz de invertir todos los meses de forma periódica, tu capital crecerá todavía mucho más rápido gracias a ese interés compuesto. Con la calculadora de inversiones podrás averiguar hasta dónde.

Cómo abrir una cuenta para empezar a invertir en fondos indexados

ENTRADAS RELACIONADAS

inversion con robo advisors

¿Qué es un Roboadvisor y cómo funciona?

El sector financiero es uno de los que más rápido tiende a abrazar los cambios tecnologías. Así es como han surgido neobancos y diferentes fintechs. El mejor ejemplo de estos avances son los sistemas automatizados de inversión con los Roboadvisor a la cabeza. 📌 Vamos a dar un buen repaso

Leer más »
inversion en dividendos

¿Cómo funciona la inversión en dividendos?

Los dividendos son uno de esos términos bursátiles que debes conocer para invertir en acciones. Es tan importante que incluso hay una estrategia específica que busca invertir a largo plazo en empresas que reparten dividendos para generar rentas periódicas o ingresos pasivos. ¿Quieres saber si es una buena opción para

Leer más »
msci world vs sp500

MSCI World vs S&P 500, ¿en cuál invertir?

¿Te has preguntado alguna vez si es mejor invertir en el MSCI World o en el S&P 500? Ambos índices son gigantes en el mundo de las inversiones, pero, ¿cuál se adapta mejor a tus necesidades y objetivos financieros? Si bien es cierto que a nivel mediático puede sonar más

Leer más »