image-7

Los 3 mejores fondos de renta fija en 2024 para salvar tu dinero

Invertir en renta fija puede ser una de las mejores apuestas de los próximos 2 años.

Con los tipos de interés disparados a un nivel no visto desde 2007, invertir ahora en renta fija significa apostar a que, si los tipos no suben más, podrás obtener rentabilidades de hasta el 50% en algunos de los fondos o ETFs que vamos a ver.

No obstante, invertir en renta fija, aunque siempre se ha considerado como la apuesta más segura, también tiene sus riesgos y, de hecho, en los últimos 2 años la mayoría de los fondos de renta fija han perdido dinero.

Así que, lo que vamos a ver en este artículo, será cómo funciona la subida y bajada de precio en los bonos de renta fija, veremos también si tiene sentido entrar ahora a la renta fija y los riesgos económicos que conllevan.

Finalmente, veremos las mejores alternativas para posicionarnos y crear nuestra cartera de renta fija a través de ETFs o fondos de inversión.

Variación de precios en la renta fija

Entender la renta fija es sencillo y complejo a la vez.

La confusión viene porque la gente asocia renta fija a una rentabilidad asegurada y así es. No obstante, si tú compras un bono de 5 años, por ejemplo, pese a que la rentabilidad anual del bono está asegurada, su valor va variando en todo momento hasta que pasan los 5 años.

Déjame explicártelo fácilmente:

  • Un bono es algo sencillo de entender; es simplemente un préstamo.

Un bono se compone de 3 partes principales:

  1. El capital que prestas
  2. El interés que te pagan por prestártelo
  3. El tiempo en el que te lo tienen que devolver

Pero al contrario que un préstamo normal y corriente, en un bono no se va devolviendo poco a poco el capital, sino que se devuelve al final del periodo acordado.

Lo que vas cobrando semestral, trimestral o anualmente dependiendo de lo que se acuerde es un interés anual respecto a la cantidad inicial que prestas.

Ejemplo práctico

Imaginemos el bono más famoso que existe en renta fija, el bono americano a 10 años. Actualmente cotiza a 4,8%.

Esto quiere decir que, tú le vas a dar al gobierno americano 1000 dólares y él cada año te va a devolver 480 dólares en intereses y el año 10 te devolverá además los 1000 dólares iniciales que le prestaste.

Por esto se le denomina renta fija, porque si no haces nada, se cumplirán todos los términos iniciales.

Ahora bien, el valor de tu bono varía en todo momento. Esto es porque el gobierno o la empresa que emite deuda puede cambiar la rentabilidad de las nuevas emisiones de bonos que genere.

Si por ejemplo baja la rentabilidad del 4,8% al 2%, tu bono será más valioso porque los inversores actuales preferirán comprártelo a ti que comprar los nuevos bonos que emiten a menos interés.

El valor de tu bono será calculado a razón de los intereses que queden por cobrar y del plazo para que el bono llegue a su madurez. Con calculadoras financieras es fácil sacar su valor.

Si, por el contrario, el gobierno americano pagase aún más intereses en futuras emisiones de bonos y pasasen del 4,8% al 7%, tu bono valdría menos.

Si le quieres vender a alguien la deuda que América tiene contigo, se lo tendrías que vender con un descuento para que prefiera comprártelo a ti antes que comprar una emisión nueva al nuevo tipo de interés que es superior al que tú tienes.

Al final, el resumen es que el precio de los bonos se ajusta en función a los intereses que quedan por cobrar y el interés de las nuevas emisiones para representar y ajustarlo al valor de mercado actual.

Como ves, si tu idea es aguantar hasta el final y cobrar los intereses más la devolución del capital no tendrás ni pérdida ni ganancia, pero si quieres vender ese bono anticipadamente antes de vencimiento si puede haber fluctuación en el precio.

¿Por qué los fondos de renta fija perdieron dinero en los últimos 2 años?

Pues bien, ahora que ya entiendes cómo funciona la variación del precio, entenderás viendo esta imagen por qué los fondos de renta fija perdieron dinero en los últimos 2 años;

Como ves, desde el 2020 hasta el 2022 los tipos de interés estaban casi al 0% y en apenas 12 meses pasaron a casi el 6%.

Por tanto, todos los bonos emitidos a tipos tan bajos han pedido mucho valor de mercado.

Para que lo entiendas, generalmente cuanto mayor es el plazo de vencimiento del bono, mayor es su sensibilidad a la subida y bajada de precio por la evolución de los tipos de interés y es lógico.

Pues más tiempo estás atado al tipo de interés de tu bono, por tanto, más te penaliza venderlo a mercado (precio que estén dispuestos a pagarte en ese mismo momento) si tu tipo de interés no es competitivo.

Entendiendo esto hay mucha gente que especula con que como los tipos ya están muy altos y la situación económica es complicada, estamos viendo el techo de los tipos de interés, y, por tanto, si bajan, los bonos se pueden revalorizar mucho.

Tipos de interés

En primer lugar, es importante destacar que adivinar que harán los tipos de interés es absolutamente difícil, pues dependen principalmente de los bancos centrales que suelen actuar con bastante retraso respecto a las noticias económicas.

Con esto, me refiero a que los tipos de interés se utilizan o bien para estimular la economía cuando los bajan con el objetivo de salir de recesiones o situaciones económicas difíciles, o bien para subirlos y frenar la actividad económica y la inflación.

Ahora, tras la inflación disparada de los últimos años, hemos visto la subida de tipos más pronunciada y estamos viendo que están consiguiendo frenar la inflación.

El tema importante aquí, es por cuanto tiempo los bancos centrales los mantendrán altos, si los suben más o si, por el contrario, la inflación afloja y podrán ser reducidos a tasas inferiores, generando revalorización en el mercado de bonos.

Para mí esto ocurrirá solo si vemos subir el desempleo, frenarse la inflación y ralentizarse la economía, llegando a cifras de inflación del 2% anuales.

No obstante, en el camino al 2% el mercado cree que se irán bajando los tipos de interés, comenzando con bajadas en el 2024 que continuarán en el 2025 y 2026. Esto es lo que marca la predicción de los futuros sobre los tipos de interés en el próximo año.

De ser esto así y cumplirse con las expectativas del mercado, entonces efectivamente podríamos estar ante una buena revalorización de los mercados de renta fija.

Además, una apuesta por la renta fija tiene también si estás invertido en renta variable y quieres diluir el riesgo y diversificar entre activos, pues históricamente cuando la renta variable va muy bien, la renta fija sufre y viceversa.

Por tanto, si la situación económica se deteriorarse de golpe, y por ello el desempleo subiese y como consecuencia del parón en el consumo la inflación se eliminase, la FED bajaría más rápidamente aún los tipos de interés.

Dando lugar a una potencial bajada de la renta variable, por el sufrimiento en este entorno que tendrían las empresas, pero supondría también una fuerte subida de la renta fija.

Mejores ETFs y fondos de inversión para invertir en renta fija

El primer fondo o ETF que vamos a ver de renta fija es el de mercados monetarios, que son aquellos que invierten en emisiones de renta fija a muy corto plazo.

Pictet-Short-Term Money Market

ISIN: LU0128495834

El que más me gusta de ellos es el de la gestora de Pictet disponible tanto en euros como en dólares. Este fondo, o ETF, invierte en emisiones de media en 29 días y su objetivo es dar a los inversores la rentabilidad que hay en los tipos de interés a muy corto plazo.

Actualmente, nos indican desde pictec que la rentabilidad esperada anual de este fondo a tipos actuales en € es de entorno al 4% anual.

En la versión en dólares, en cambio, la rentabilidad anual esperada es de un 5,58%, esto es porque la FED mantiene los tipos de interés más altos que el banco central europeo.

Y vemos que invierte en activos de renta fija a muy corto plazo y monetarios en las principales regiones geográficas del mundo diversificado.

Los fondos monetarios son la opción perfecta para tener tu dinero en liquidez, pues suelen incluso dar más rentabilidad que los depósitos y cuentas remuneradas y además están fuera del balance del banco, por lo que todo tu dinero está protegido.

Si quieres salirte de la renta variable, en lugar de vender tus posiciones, lo mejor es simplemente traspasarlas a un fondo monetario, ya que así no pagas plusvalías por la venta y tienes tu dinero en el fondo monetario sin exposición al mercado y beneficiándose de los mejores tipos de interés posibles.

Puedes invertir en este fondo a través de My Investor.

Recuerda que comentamos que los fondos de renta fija varían su valor en función de los tipos de interés.

Pues bien, estos no lo harán, ya que como invierten en emisiones de renta fija que se materializan en apenas unos días o meses, la fluctuación de tipos de interés afecta a la rentabilidad anual que obtienes, pero no verás caídas bruscas en su valor liquidativo.

Si los tipos de interés cayesen al 2% lo que ocurriría es que la rentabilidad esperada se reduciría en proporción, pero el valor de tu participación no variaría tanto, ya que las posiciones del fondo expirarían al cumplirse el término y simplemente compraría las nuevas emisiones a menor rentabilidad.

Vanguard 20+ Year Euro Treasury Index Fund

ISIN: IE00B246KL88

El siguiente fondo que quiero enseñaros es uno apto para especuladores en renta fija en este momento.

Quiero que quede claro que es una opción de mucho riesgo, pero os la muestro para explicaros la lógica y entendáis su funcionamiento.

Este fondo de Vanguard invierte en renta fija que tiene un periodo medio de casi 30 años.

Como os decía al principio del artículo, este tipo de renta fija ha sufrido muchísimo, de hecho 13.000€ invertidos en diciembre de 2020 serían hoy poco más de 6300€.

Ahora bien, estos fondos que han sufrido tanto con la subida de los tipos de interés, ante una hipotética bajada, serán los que más suban también.

Por tanto, si quieres especular a una potencial bajada de tipos, o a una recesión dura, este es tu fondo de inversión para sacar altas rentabilidades.

Os dejo también abajo el enlace al fondo y la plataforma desde donde podéis invertir.

Por favor, recuerda que nada de esto es consejo de inversión, simplemente me gusta poder enseñaros las distintas opciones y mostraros la lógica detrás de ellas.

Vanguard Global Bond Index Fund

ISIN: IE00B18GC888

Por último, el tercer fondo de renta fija para aquellos que queráis una opción más sencilla y que mezcle todo tipo de duración en la renta fija, tanto corta, como media y larga, tenemos.

En él invertiríamos en más de 14.000 bonos de todo el mundo con una media de maduración de 8,8 años.

Este fondo funciona con la misma lógica que los fondos indexados en renta variable, es decir, invierte en un índice de renta fija global de los principales países del mundo y tanto en renta fija de empresas o corporativa como de estados.

También sería un gran beneficiado ante una bajada de tipos de interés y puede servir muy bien para reducir la volatilidad y el riesgo de estar 100% en renta variable para aquellos que no tengan tanto apetito al riesgo.

Como vemos, el 51% de los bonos son de gobiernos y el resto de las empresas.

Este fondo es el que yo utilizaría para la mítica cartera de 60% renta variable y 40% renta fija, que tanto se usa para las jubilaciones en América.

Conclusión

En conclusión, los tres ETFs de renta fija más destacados ofrecen tanto rentabilidades altas como bajas, pero con diferentes niveles de riesgo.

Al invertir en bonos gubernamentales y corporativos, proporcionan una excelente opción para equilibrar portafolios y protegerse contra la volatilidad del mercado. Así, representan una herramienta valiosa para cualquier estrategia de inversión a largo plazo.

¿Quieres mejorar tus finanzas personales al máximo y aprender a invertir, o mejorar tu metodología de inversión? Accede ahora a mi formación premium: LINVEST CLUB


Descarga gratis
el ebook con los 4 activos más rentables para invertir en 2024.

Entradas Recientes

Entradas Relacionadas

mejores aplicaciones para invertir en bolsa

Mejores apps para invertir en bolsa desde el móvil

La democratización del acceso a la inversión que supuso internet, dio un paso más allá cuando nuestros teléfonos móviles se convirtieron en herramientas cada vez más útiles para las finanzas personales. Esto no solo aplica al control de cuentas o a la gestión del día a día, sino que, desde

Leer más »