coche salario

¿Qué coche puedes permitirte con tu salario?

La compra de un coche es una decisión que puede afectarnos y estresarnos más financieramente y a nivel de tranquilidad de lo que pensamos.

Por eso, en este artículo te voy a dar 4 reglas que puedes seguir para saber qué coche te puedes permitir según tus ingresos, veremos también si es mejor hacer un renting o leasing o comprar, y también cómo ahorrar dinero en la compra del vehículo.

Y es que los costes de transporte pueden llegar a representar hasta un 30% en los ingresos de una persona, y con el precio de los vehículos tanto nuevos como usados por las nubes, es importante tomar la decisión informada para evitar problemas.

Ya que en estos últimos años el coche se ha convertido en el asesino n.º 1 de creación de riqueza.

Además, si preguntas al que te vende el coche o te da el préstamo para el coche, siempre intentará que te estires al máximo para el ganar todo el dinero posible, por lo que es importante antes de buscar un vehículo saber cuánto puedes permitirte gastar en él.

La regla del 35%

Bien, directos al grano:

  • Empezaremos con una regla absolutamente sencilla y que a mí me encanta. Es la regla del 35%. Según esta regla, nunca debes gastar en un coche más del 35% del dinero que generas en un año.

➜ Es decir, si generas 40.000€ al año, el coche máximo que te puedes permitir según esta regla es de 14.000€.

➜ Si generas 60.000 al año, 21.0000€ y si generas 70.000€ podrás permitirte uno de 24.500€.

Sí, ya sé que según esta regla no vas a poder tener un sueldo medio e ir con un BMW nuevo.

Pero es que seamos realistas, no te lo puedes permitir. Hacer algo así te ataría a una serie de gastos de mantenimiento, seguro y préstamo que te evitaría poder ahorrar o invertir y te mantendría pobre de por vida.

La regla del 20/4/10

Si no tienes todo el dinero para comprar el coche de golpe según esta regla, veamos una que permite financiar la compra de un coche y da un poco más de margen al comprador.

Se trata de la regla del 20/4/10.

Esta regla es muy sencilla, el 20 representa el dinero que tienes que dar como señal o entrada del coche.

Es decir, si compras un coche de 20.000€ deberías ser capaz de dar el 20% del valor del coche al momento de comprarlo.

Esto tiene varias razones, la primera de ellas es que mira esto, es la curva de depreciación del coche, estoy seguro de que has oído hablar de ella alguna vez.

En su primer año los coches suelen perder en torno un 20% de su valor.

Con esta regla nos aseguramos de que cuando compramos el coche no debemos más de lo que vale nuestro vehículo. Además, nos fuerza a ahorrar y a no ser impulsivos y endeudarnos por cualquier coche.

El 4 representa el número máximo de años al que vamos a financiar el otro 80% del valor del coche.

Esto es importante porque cuando vamos al concesionario nos intentarán convencer de coger el préstamo a 7 u 8 años con la excusa de que así la cuota es menor o podemos comprar un coche más caro por la misma cuota, pero es una trampa mortal.

Al prolongar el número de años del préstamo pagaremos infinitamente más intereses que si no lo prolongamos.

Además de esto pagándolo en 4 años, nos aseguramos de que el valor del coche aun después de la depreciación por el uso, es superior a la cantidad de dinero que debemos.

Ejemplo práctico

La diferencia entre financiar 30.000€ a 4 años o a 9 años es la siguiente:

  • En el préstamo a 4 años acabas devolviendo un total de 35.561, mientras que en 9 años 40.727€

Es decir, más de 5.000€ de diferencia entre intereses o lo que es lo mismo, el doble de intereses o un 33% más de lo que cuesta el coche al contado.

Por último, el 10 de la regla 20/4/10 significa que el coste anual del coche, incluyendo el préstamo, mantenimiento y seguro, no debe representar más del 10% de tus ingresos anuales.

Es decir, si cobras 30.000 al año no debe ser superior a 3.000€ al año, el coste de seguro mas mantenimiento y préstamo.

  • Un ejemplo rápido de esta regla si ganas 24.000€ al año es que te podrías permitir un coche de 10.000 dando 2.000 € de entrada, financiando unos 8.000€ y gastando menos de 2400€ al año en seguro, deuda y mantenimiento.

Sí, sé que te esperabas algo más de coche, pero si quieres ser estrictamente responsable financiaremente estos son los números que salen.

Es importante que entiendas que esta regla puede ajustarse algo más, dependiendo también de si ya tienes ahorros previos o si sois dos en casa.

Pero, en definitiva, como ves, la mayoría de las personas llevan un coche superior al que se pueden permitir.

Y es que, si no respetas la regla de que el coste anual del coche sea cercano al 10% de tus ingresos, si a eso le sumas la vivienda, el ocio o las vacaciones, apenas quedará dinero para ahorrar e invertir con el objetivo de crear riqueza largo plazo.

¿Comprar, hacer leasing, o hacer renting?

Bien, otra pregunta que me llega mucho es si viendo estos números y atendiendo a la depreciación de los coches es si es mejor comprar un coche o simplemente hacer un renting o leasing.

Cuando compras el coche tienes el beneficio de que es tuyo, y si lo compras en cash no tienes que hacer pagos adicionales.

Sin embargo, cuando haces un renting al cabo de 4 años te lo quitan, pero no tienes que mantenerlo ni dar entrada o al menos la entrada es mucho más baja.

✅ En mi opinión, el renting tiene las siguientes ventajas:

  • Te aseguras un coche nuevo cada 4 años, por lo que si lo usas mucho puede tener sentido.
  • No tienes que hacer mantenimiento, ya que al ser coches nuevos suele estar incluido en el renting.
  • La entrada es mínima o inexistente, por lo que no te descapitalizas y ese dinero puedes invertirlo en acciones o fondos indexados.
  • Si eres autónomo o tienes un negocio, podrás desgravarte el coste del renting, en muchos casos obteniendo ventajas fiscales.

❌ Por contra, en cambio, a veces el km está limitado y tienes esa sensación siempre de pagos mensuales que si tienes el dinero suficiente a veces es un alivio pagarlo por completo y olvidarte.

La guía para ahorrar dinero en la compra de un coche

Así que con toda esta información y como resumen vamos a ver qué consejos podemos seguir para ahorrar dinero cuando compramos un coche:

  1. En primer lugar, es importante entender que el coche es un activo que se deprecia rapidísimo, por tanto, lo más inteligente es comprarlo entre el tercero y el quinto año.

Donde ya ha sufrido una mayor depreciación, pero sigue estando lo suficientemente nuevo para que no de problemas grandes de mantenimiento y aunque no tendremos un coche a estrenar, tendremos un coche que nos podemos permitir a un precio razonable.

Hay un dicho que leí en algún sitio y me encantó y es que el olor a nuevo se va, pero el dolor de pagos mensuales por la deuda de un coche que no te puedes permitir no se va.

  • En segundo lugar, es tener en cuenta que cuando elegimos un coche hay que tener en cuenta que generalmente a más caro, mayor coste de seguro y de mantenimiento, por tanto, debemos tener en cuenta el coste total de poseer el vehículo y no solo el coste inicial. Así evitarás sorpresas incómodas.
  • En tercer lugar, es comparar bien los seguros para que compitan entre ellos y llevarte la mejor oferta y hacer lo mismo con los concesionarios y en el mercado de segunda mano.

En ocasiones es posible sacar descuentos tanto en coches nuevos como en coches de segunda mano.

Además de esto, es recomendable si el coche es usado hacerle una revisión antes de comprarlo en un taller de confianza para asegurarte que el vehículo que compras no está demasiado cascado y evitar sustos innecesarios.

Conclusión

Y para terminar te diré que realmente necesitas un coche menos glamuroso del que quieres y la ilusión y felicidad que crees que te dará, no es tanta como te imaginas y se pasará en un par de semanas… y no te lo digo por decir.

Hace un año me compré nuevo un Porsche Boxster GTS con 400 caballos de casi 90.000 € y hoy ya ni lo tengo.

Y no porque no me lo pudiese permitir, porque suponía menos del 35% de mis ingresos. Pude pagarlo sin financiarlo y suponía prácticamente solo un 5% de mi patrimonio.

Pero al final te das cuenta de que tu felicidad no suele estar en un vehículo y en pocas ocasiones tiene sentido meter tanto dinero en un coche.

Así que espero que mi experiencia personal te ayude y no tomes decisiones por ego, por estatus o por una supuesta felicidad que te va a dar algo material y tomes decisiones que te permitan seguir ahorrando.

  • Disfrutando de unas vacaciones y seguir invirtiendo que es lo que te dará tranquilidad económica y bienestar para hacer con tu vida lo que quieras.

Mi consejo es que compres un coche seguro, en buen estado, con 4 o 5 años y te permita desplazarte cómodo y con tranquilidad, y esto lo podrás encontrar por menos de lo que esperas.

Yo personalmente generando bastante dinero al mes llevo un Mercedes clase A con más de 140.000km que me funciona perfectamente.

Prefiero invertir dinero en interés compuesto (te explico cómo en este artículo) ya que, a largo plazo, me dará muchos mejores retornos, posibilidades y felicidad.


Descarga gratis
el ebook con los 4 activos más rentables para invertir en 2024.

Entradas Recientes

Entradas Relacionadas