inversion sp500 opinion

Cómo invertir en SP500 en 2024

Probablemente, si existe un icono dentro de los índices bursátiles, el S&P500 sea lo más parecido. Se trata de uno de los índices más antiguos, pero también de los más relevantes por la composición que tiene y el reflejo de la economía estadounidense que ofrece.

Vamos a conocer juntos en profundidad este importante índice, pero, vamos a ir más allá y repasaré contigo algunas de las herramientas de inversión que pueden facilitar mucho a quien desea invertir en este índice.

💹 El índice Standard & Poor’s 500, más conocido como S&P 500, es uno de los índices bursátiles más reconocidos y seguidos a nivel mundial. Desde su introducción, ha servido como un reflejo clave de la economía de los Estados Unidos, abarcando las 500 empresas públicas más grandes y representativas del país.

Su influencia y relevancia lo hacen un esencial punto de referencia para inversores y economistas por igual. ¡Vamos a conocerlo a fondo!

Historia y funcionamiento del S&P500

El S&P 500 fue lanzado oficialmente el 4 de marzo de 1957 por la compañía Standard & Poor’s. Sin embargo, la historia de este índice se remonta a 1923, cuando la compañía comenzó a publicar un índice semanal que cubría 233 empresas.

El índice que conocemos hoy fue desarrollado para ofrecer una visión más completa y representativa del mercado de valores estadounidense, utilizando una metodología de ponderación por capitalización de mercado que refleja el impacto relativo de cada compañía en la economía.

Evolución del SP500 en los últimos años

A lo largo de la historia, el S&P 500 ha sido testigo de los principales acontecimientos económicos y financieros tanto de Estados Unidos como del resto del mundo.

Desde su lanzamiento, sobre una base de 10, el índice ha ido creciendo de manera significativa.

Algunos hitos importantes:

  • 1960s y 1970s: Décadas complicadas de crecimiento moderado. A pesar de ello el índice comenzó a incluir más empresas, diversificando su composición.
  • 1980s y 1990s: Fueron años de expansión significativa, marcados por la era de la desregulación y el boom tecnológico. El índice experimentó un crecimiento espectacular, especialmente durante la burbuja tecnológica a finales de los 90.
  • 2000-2002: La explosión de la llamada “burbuja de las puntocom” tuvo un gran impacto negativo en el mercado y el S&P 500 tuvo una de las mayores caídas de su historia.
  • 2008-2009: La crisis financiera global condujo a una severa recesión económica, con el índice perdiendo casi la mitad de su valor.
  • 2010s-2020s: El S&P 500 vivió un periodo de larga recuperación y expansión, a ello contribuyeron factores como el crecimiento de las tecnologías digitales, políticas monetarias más flexibles y la implantación de fenómenos como las redes sociales.

¿Qué empresas pueden optar a ser incluidas en el SP500?

El S&P 500 es un índice de capitalización de mercado ponderada. Por tanto, las empresas más grandes tienen mayor impacto sobre el índice.

Para ser incluidas en el S&P 500 las empresas deben someterse a varios criterios:

➜ La empresa debe tener una capitalización de mercado alta y suficiente para garantizar su estabilidad en el índice.

➜ La empresa debe tener un volumen significativo de acciones negociadas para garantizar que haya suficiente liquidez en el mercado.

➜ La empresa debe estar basada en los Estados Unidos.

➜ La compañía debe haber reportado ganancias positivas en los últimos cuatro trimestres.

➜ La empresa debe haber estado en la bolsa durante un periodo de tiempo razonable, usualmente un año como mínimo.

Revisiones, entradas y salidas en el S&P500

Las revisiones de este índice no tienen un plazo determinado; sin embargo, es frecuente que las actualizaciones se den con frecuencia, incluso varias veces al año.

Esto se debe a que los cambios en las empresas, como fusiones, adquisiciones, o cambios significativos en la capitalización de mercado, pueden afectar su elegibilidad para permanecer en el índice.

En el proceso de revisión, el comité del S&P 500 evalúa que las empresas cumplan con los criterios y sean representativas de la economía de mercado. Cuando esto no ocurre, la empresa es eliminada del índice y se incorpora otra que cumpla los requisitos. El índice se mantiene en su número total de 500 empresas.

Impacto del S&P 500 en la economía

A todos los efectos se considera que el S&P 500 es un barómetro de la economía estadounidense, pero, hay más: es realmente una referencia sobre la salud financiera mundial.

Los fondos indexados y los ETFs que rastrean el S&P 500 son extremadamente populares entre los inversores, ofreciendo una forma accesible de obtener exposición a las principales empresas de EE.UU.

Además, el índice es un componente crítico en la planificación financiera y la gestión de inversiones a nivel mundial.

¿Qué empresas forman parte del SP 500?

El índice S&P 500 está compuesto por 500 de las mayores empresas cotizadas en las bolsas de valores de Estados Unidos, incluyendo NYSE y NASDAQ.

Algunas de las principales empresas que componen este índice:

EmpresaSector
Apple Inc.Tecnología
Microsoft Corp.Tecnología
Alphabet Inc.Comunicaciones
Amazon.com Inc.Consumo discrecional
Tesla Inc.Automoción
Berkshire HathawayFinanzas y seguros
Johnson & JohnsonSalud
Meta Platforms Inc.Tecnología y medios
NVIDIA CorporationSemiconductores
Visa Inc.Servicios financieros

Rendimiento histórico del S&P 500

Históricamente el índice S&P 500 ha sido un reflejo del mercado de valores de Estados Unidos. Por tanto, es normal que su rendimiento histórico haya variado mucho a lo largo de los años.

A largo plazo, el índice ha proporcionado retornos anuales promedio sólidos. Desde 1926, el S&P 500 ha registrado un crecimiento anual promedio aproximado del 10%, contando tanto los retornos de precio como los dividendos reinvertidos.

De manera cíclica el S&P 500 ha mostrado resiliencia para recuperarse del impacto de eventos económicos negativos. Por ejemplo, después de la gran caída en 2022 de aproximadamente -18.11%, el índice se recuperó en 2023 con un aumento del 26.29%​ .

Cómo invertir en el S&P 500 en 2024

Bien, hasta ahora hemos conocido bastante a fondo al S&P 500, y, como has podido comprobar, el rendimiento promedio a lo largo de su historia ha sido muy interesante. Por ello, cuando te planteas una cartera de inversión inteligente, a largo plazo, es normal que quieras incluirlo.

¿Pero todas las herramientas para invertir son iguales?Desde luego que no.

Vamos a revisar las que me parecen más interesantes, pero también otras que no me lo parecen tanto. Le daremos una buena vuelta a las características y utilidades de estos productos financieros.

Fondos indexados al SP 500

Esta es probablemente la mejor herramienta, a mi entender, para participar en un índice como el S&P 500. Y esto es porque se compenetra muy bien un índice con un rendimiento promedio interesante con un fondo de bajo coste y directamente implicado con su evolución

Los fondos indexados al S&P 500 buscarán replicar la composición y rendimiento del índice S&P 500. Por tanto, comprarán acciones de todas o la mayoría de las empresas listadas en el índice, proporcionando una representación amplia y diversificada del mercado de valores de EE. UU.

Al invertir en un fondo indexado al S&P 500, no se busca superar el índice, sino igualar su rendimiento.

Ventajas

Diversificación automática: Como se replica el índice completo, estos fondos invierten en muchos sectores y empresas diferentes a la vez.

Gestión pasiva: La gestión de estos fondos es pasiva, lo que significa que hay menos decisiones de trading y menos análisis de mercado involucrados.

Costes más bajos: Como no necesitan la misma dedicación que los fondos de gestión activa, los indexados tienen comisiones más bajas. Esto repercute, para bien, a la larga en la rentabilidad.

Accesibilidad: Son una excelente opción para inversores individuales que desean una exposición amplia al mercado estadounidense sin tener que comprar cada una de las acciones individualmente.

Desventajas

Menor control sobre las inversiones individuales: Como inviertes directamente replicando la composición del índice, no puedes excluir o incluir empresas.

Dependencia del índice: Por el mismo motivo que en el punto anterior, al estar vinculado a la evolución del índice, cuando este tenga rendimiento bajo, el resultado de tu inversión será bajo.

¿Para quién son los Fondos Indexados?

Lo cierto es que creo que los Fondos Indexado son para cualquier perfil de inversor, pero, si hay que afinar más, te diría que son especialmente buenos para estrategias de “comprar y mantener”, carteras a largo plazo diversificadas e inversores con poca experiencia o con poco tiempo para dedicarle a sus inversiones.

¿Dónde contratar Fondos Indexados?

MyInvestor me parece la mejor propuesta de mercado para contratar fondos indexados, tanto por variedad de productos, como por bajas comisiones, seguridad y una plataforma cómoda y fácil de entender.

Entre muchas, estas son alguna de las propuestas de indexados:

Vanguard U.S. 500 Stock Index Fund EUR Acc

ISIN: IE0032126645

iShares US Equity Index Fund

ISIN: IE00BDZS0987

Además, tienes la posibilidad de obtener una rentabilidad hasta del 2,5% para el dinero nuevo que lleves a la entidad (hasta un máximo de 70.000€)

ETFs del SP 500

En esta revisión de productos para invertir en el S&P 500 los ETF ocupan también un lugar destacado.

Los ETFs son fondos cotizados en bolsa. Su funcionamiento podría definirse como un cruce entre los fondos indexados y las acciones. Estos fondos cotizan en bolsa y su principal objetivo es seguir de cerca el rendimiento del índice S&P 500.

Al igual que las acciones, los ETFs pueden ser comprados y vendidos durante las horas de mercado a precios que varían durante el día. Obviamente esta es una característica única de este tipo de productos.

Ventajas

Flexibilidad de negociación: Un ETF te ofrece la capacidad de ser negociado en cualquier momento durante las horas de mercado. Esto facilita responder de manera rápida a los cambios de mercados y ajustar las posiciones si es necesario.

Diversificación instantánea: Al invertir en un ETF del S&P 500, los inversores obtienen exposición a un amplio rango de sectores y empresas.

Bajos costes: Generalmente los ETFs tienen costes más bajos en comparación a otras herramientas como los Fondos de gestión activa o la compra venta de acciones.

Contras:

Movimiento de los precios: Los precios en un ETF pueden fluctuar mucho a lo largo de un día debido al trading a tiempo real. Esto puede aumentar el riesgo de volatilidad si los comparamos con los Fondos Indexados.

Riesgo de mercado: De la misma manera que las inversiones en acciones, los ETFs pueden exponerse a fluctuaciones del mercado. Esto significa que su valor puede disminuir mucho en periodos de volatilidad alta.

Posibles desviaciones del índice: Aunque el objetivo es replicar el rendimiento del S&P 500, a veces puede haber una discrepancia entre el rendimiento del ETF y el del índice, conocida como error de seguimiento, que puede afectar negativamente los resultados esperados.

¿Para quién son los ETFs?

Los ETF son una buena herramienta de inversión, tal vez más adecuada para quienes quieren dar un pasito más allá de los Fondos Indexados.

Los ETFs del S&P 500 pueden ser adecuados para aquellos que desean una gestión de inversión pasiva, pero con la capacidad de realizar ajustes tácticos rápidos en su cartera.  De la misma manera, pueden ser una opción para estrategias de inversión a corto plazo.

¿Dónde invertir en ETFs?

Trade Republic es una plataforma más que recomendable para la contratación de ETFs. Tiene una oferta enorme de ETFs de todo el mundo, permitiendo, además, invertir desde cantidades muy bajas, de hecho, puedes invertir desde 1€.

Además, la plataforma tiene una propuesta de un 4% de interés anual sobre el efectivo y un Saveback del 1%.

Algunos ETFs relacionados que puedes contratar en Trade Republic:

iShares Core S&P 500 UCITS ETF

ISIN: IE00B5BMR087

S&P 500 EUR (Acc)

ISIN: LU1681048804

Inversión directa en Acciones del SP 500

La inversión directa en acciones es el proceso en el que compras acciones individuales de empresas, en este caso de empresas que están en el S&P 500. De esta manera como inversor podrás ser propietario en parte de las empresas en las que inviertes.

Ventajas

Control total sobre tus elecciones: Tu eres quien elige dónde invertir, cuándo entrar y cuándo salir. Esto es más dinámico y te permite moverte más rápido en relación al mercado.

Transparencia y flexibilidad: De manera constante tienes visibilidad directa sobre la composición de tu cartera y las acciones que posees.

Potencial de superar el mercado: A diferencia de la gestión indexada, en la compra de acciones el inversor tiene la posibilidad de superar al mercado con su rendimiento.

Desventajas

Requiere investigación, conocimientos y tiempo: El inversor en acciones debe investigar mucho más que los de otras herramientas de inversión, además, se requieren ciertos conocimientos y tiempo para el seguimiento de la evolución de los activos.

Asume más riesgos por falta de diversificación: Al invertir en unas pocas empresas, la inversión puede ser más volátil y depender de la evolución de las empresas.

Comisiones más elevadas: En general, las comisiones en la compraventa de acciones suelen ser más elevadas que la de productos como los fondos indexados.

para quién es la inversión en acciones

¿Para quién es la inversión en acciones?

Para poder hacer buenas estrategias en la inversión directa en acciones, es necesario tener conocimiento y tiempo; conocimiento para una buena selección de activos y comprensión del mercado, y tiempo para poder seguir bien la evolución de los activos y maniobrar rápido en caso de necesidad.

Por eso, se trata de una inversión más adecuada para inversores con conocimiento de mercado, que quieren tener un buen control de su cartera y se sienten cómodos manejando la relación entre riesgo y rentabilidad de sus relaciones.

También puede ser una buena opción para inversores con objetivos de inversión específicos que prefieren invertir en empresas que se alinean estrechamente con sus valores personales o criterios de rendimiento.

CaracterísticaFondos Indexados al S&P 500ETFs del S&P 500Inversión Directa en Acciones del S&P 500
Flexibilidad de NegociaciónNo aplicable (compra/venta diaria)Alta (compra/venta en tiempo real)Alta (compra/venta en tiempo real)
DiversificaciónMuy alta (500 empresas)Muy alta (500 empresas)Variable (depende de la selección)
Costos de OperaciónBajosModerados a bajosVariables (comisiones por transacción)
GestiónPasivaPasivaActiva
Potencial de RendimientoSeguimiento del índiceSeguimiento del índice con posibles desviacionesPotencialmente alto, depende de selección
RiesgoBajo (amplia diversificación)Moderado (precio varía en el día)Alto (depende de las acciones elegidas)
Acceso a DividendosGeneralmente incluidos en el índiceGeneralmente incluidos en el índiceDepende de las empresas seleccionadas
Transparencia de la InversiónAlta (composición fija del índice)Alta (composición fija del índice)Alta (inversor conoce exactamente qué posee)
Requerimiento de ConocimientoBajoModeradoAlto (requiere análisis detallado)
Ideal ParaInversores pasivos, largo plazoInversores que buscan flexibilidadInversores activos con conocimiento del mercado

Otras alternativas de inversión en el S&P500

Hasta ahora he repasado las herramientas de inversión más directas sobre el S&P 500, pero no son las únicas.

Por ejemplo, los fondos de inversión de gestión activa que ofrecen una gestión más activa y pueden ajustar su composición según las condiciones del mercado.

Otra alternativa son los productos financieros derivados, como opciones y futuros, que permiten especular sobre el rendimiento futuro del índice o utilizar estrategias de cobertura. Sin embargo, no me voy a detener mucho en estos productos por un motivo claro: no me parecen aconsejables para el inversor medio.

Estos instrumentos prometen la posibilidad de grandes rendimientos con una inversión inicial relativamente baja, pero vienen con un nivel de riesgo y complejidad muy superior a la cualquiera de los productos que hemos revisado.

Estos productos se desaconsejan para la mayoría de inversores por su enorme volatilidad y riesgo de pérdidas.

Reflexionando sobre la inversión en S&P 500

Teniendo en cuenta que el S&P 500 es un índice que refleja la economía de Estados Unidos, junto a la importancia que tiene a nivel global, me parece muy interesante tenerlo en cuenta para nuestra cartera de inversión.

Con herramientas como los Fondos Indexados o ETFs, podemos participar en un índice muy diversificado, de larga trayectoria y que en el paso del tiempo se ha mostrado como sólido en la rentabilidad promedio.

Incorporar el S&P 500 en nuestra estrategia no solo puede ser una decisión inteligente desde el punto de vista de la diversificación, sino que también nos brinda la oportunidad de capitalizar las tendencias innovadoras que están redefiniendo el panorama económico.

Al invertir en este índice, nos alineamos con las compañías que están en la vanguardia de la tecnología, la sostenibilidad y las nuevas economías, lo cual puede traducirse en rendimientos más robustos en un mundo que evoluciona rápidamente hacia modelos de negocio más dinámicos y sostenibles.


Descarga gratis
el ebook con los 4 activos más rentables para invertir en 2024.

Entradas Recientes

Entradas Relacionadas