hipoteca compartida

Hipoteca compartida: ventajas y desventajas que debes conocer

Igual que los muebles de Ikea se montan más fácil entre dos, también es más fácil conseguir una hipoteca cuando sois dos.

Es lo que se conoce como una hipoteca compartida, que tiene sus ventajas y desventajas, especialmente si no lo haces bien o no tienes claro lo que implica la hipoteca conjunta.

🤔 ¿Qué es una hipoteca compartida?

Es como se conocen a los préstamos hipotecarios con más de un titular.

– Es decir, una hipoteca que comparten dos o más personas. Lo más habitual es que esas personas sean una pareja o familiares (padres e hijos o hermanos).

La razón es muy simple, es raro firmar una hipoteca conjunta si no existe algún tipo de vínculo con la otra persona.

– Aunque el número de inversores inmobiliarios particulares ha crecido en los últimos años, todavía son muy pocos quienes compran casa como inversión con amigos. Lo más normal es que el vínculo sea familiar o afectivo.

De hecho, para muchas parejas sin hijos y que no están casadas, la hipoteca es el principal punto de unión legal.

❓ Así funcionan las hipotecas conjuntas

El hecho de que existan varios deudores tiene ciertas implicaciones.

➡️ La principal es que ambos son responsables de pagar el préstamo, independientemente del porcentaje de titularidad de la vivienda.

Salvo que la hipoteca compartida lo refleje, da igual que una parte tenga el 80% de la titularidad porque aportó más dinero y la otra solo el 20%.

La obligación de afrontar la hipoteca es de ambos y de forma solidaria. En otras palabras, que si uno no paga, lo tendrá que hacer el otro. Además, tendréis que responder a la deuda con todos vuestros bienes presentes y futuros.

Al final, la entidad lo que quiere es que se pague la hipoteca y le da igual quién lo haga. Esto es lo mismo que pasa con los avalistas.

🟢 Ventajas de las hipotecas compartidas

¿Por qué firmar una hipoteca compartida? ¿Es lo más conveniente tener una hipoteca conjunta?

Es fácil que ni te lo hayas planteado porque para muchos es la solución lógica e incluso la única viable para adquirir casa.

Ahí radican precisamente las principales ventajas de contratar una hipoteca conjunta.

Estos son sus puntos fuertes:

⇒ Más facilidad para conseguir la hipoteca

A los bancos les gusta la seguridad y dos nóminas son mejor que una para pagar la hipoteca.

Esa estabilidad de tener dos pagadores es una de las cosas que más valoran las entidades financieras.

⇒ Hipoteca más grande

Al tener dos nóminas, los ingresos son más elevados y con ellos también vuestra capacidad de endeudamiento. Una de las cosas que los bancos revisan para conceder la hipoteca es tu tasa de esfuerzo, que mide la relación entre tus ingresos y tus deudas.

A las entidades financieras no les gusta que la tasa de esfuerzo supere el 35% de los ingresos (40% en casos extremos).

➜ En otras palabras, que si entre los dos ganáis 3.000 €, podréis pedir una hipoteca con una cuota máxima de 1.050 € y si ganáis 5.000 €, una de 1.750 €

Este es uno de los datos más importantes al elegir hipoteca.

⇒ Menos riesgo de impago

Una de las razones por las que al banco le gustan las hipotecas compartidas es que el riesgo de que haya un impago es menor y eso también es bueno para ti.

Al tener dos fuentes de ingresos, tienes más flexibilidad para seguir pagando las cuotas, aunque uno de los dos pierda el trabajo, cambie de empleo o quiera tomarse un tiempo para dar un giro a su carrera.

Eso sí, conviene hacer bien las cuentas para evitar problemas.

⇒ Ilusión compartida

Por último, no es que la hipoteca sea una ilusión compartida, pero comprar una casa sí que lo es. Eso sí, no siempre tiene por qué ser la mejor opción.

Aquí puedes ver lo que opino sobre comprar casa o vivir de alquiler.

🔴 Desventajas de la hipoteca compartida

Si has leído atentamente cómo funcionan estos préstamos, es fácil que ya tengas en mente algunos de los inconvenientes de esta opción.

⇒ Un problema si rompes

Este es el gran inconveniente de la hipoteca conjunta. En caso de que rompas con tu pareja, la casa y la hipoteca pueden convertirse en un problema adicional.

Y es que, al banco, le va a importar poco lo que haya pasado con tu vida sentimental. Lo único que quiere es que la hipoteca se siga pagando.

Aunque ahora lo veremos en profundidad, es habitual que uno de los dos quiera quedarse la casa, pero el banco no acceda a concederle la hipoteca, por ejemplo.

⇒ Problemas para pagar si no haces bien los cálculos

Tener dos nóminas es una ventaja en término de impagos, pero solo si haces bien las cuentas. De hecho, puede ocurrir que una de las nóminas no sea suficiente para pagar el préstamo si uno de los dos gana mucho más que el otro.

¿Cómo evitar este problema? Para empezar, puedes evitar llegar al límite de tu capacidad de endeudamiento, dejando así un margen por si las cosas vienen mal dadas.

Lo siguiente que puedes hacer es tener en cuenta la distribución de ingresos de la pareja para dar con esa cifra.

EJEMPLO: Para que lo entiendas mejor, si los ingresos totales son de 4.000 €, pero uno gana 3.500 € y el otro 1.500 €, asumir una hipoteca con una cuota de 1.400 € (35% de los ingresos) os dejará muy poco margen de maniobra si la persona que más gana tiene problemas (además de suponer una presión enorme para que mantenga ese nivel de ingresos).

✅ La calculadora de cuota hipotecaria te puede ayudar con los números:

😵 ¿Qué hacer con la hipoteca en caso de separación?

El gran hándicap de estas hipotecas es la separación. Salir de una hipoteca compartida debería ser fácil, pero no siempre lo es.

En caso de ruptura, las opciones para la hipoteca conjunta pasan por:

  • Vender la casa, que normalmente es la opción más sencilla. Se vende la vivienda, se salda la hipoteca con las ganancias y cada uno sigue su camino. ¿El inconveniente? Los impuestos que vas a pagar por el camino y que, muchas veces, se vende rápido y mal.
  • Que uno se quede con la mitad del otro, que es la segunda opción más habitual. En lugar de vender la casa, lo mejor en este caso es hacer una extinción de condominio para que la parte compradora no tenga que pagar tantos impuestos (también puede ser un problema si la ruptura no es en términos amistosos). Si uno de los dos se queda con la casa, asegúrate de dejar zanjado el tema de la hipoteca (ahora entenderás por qué).
  • Alquilar la vivienda, que quizás no sea la solución óptima, pero puede tener sentido en ciertas circunstancias, como por ejemplo en caídas del mercado cuando el valor de casa ha bajado.

➡️ Sea cual sea la opción, lo más importante es que los dos lleguéis a un acuerdo sobre la hipoteca. Con la venta el problema queda solventado, con el alquiler podéis destinar ese dinero a pagar la hipoteca (para aseguraros, mejor que el alquiler se ingrese en la cuenta donde está domiciliada la hipoteca).

🔴 Los problemas suelen surgir cuando uno compra la mitad de la vivienda al otro, pero no se cambia la titularidad de la hipoteca. Es decir, todavía sigue estando a nombre de los dos porque el banco no permite que quede solo a nombre de uno por una cuestión de solvencia.

🔴 El peligro en ese caso es que, si la persona que ahora es dueña de la casa decide dejar de pagar la hipoteca, la otra tendría que asumir las cuotas. Y es que, la obligación de atender la deuda es compartida por más que la propiedad ya no lo sea. En resumen, que nunca vendas tu parte de la casa y sin dejar de formar parte de la hipoteca.

La alternativa si el banco se niega al cambio de titularidad es que quien se queda con la casa busque una nueva hipoteca.

Conclusión general

🏠 Una hipoteca conjunta es una buena opción para conseguir un préstamo en mejores condiciones y con de una cuantía superior.

Sin embargo, es importante tener claras sus condiciones para evitar problemas en el futuro si la relación se rompe.

En este sentido, un consejo muy útil al comprar casa es registrar el porcentaje de titularidad cuando una de las partes aporta más dinero de entrada o va a pagar un porcentaje mayor de la hipoteca. Esto que puede no parecer lo mejor en el momento de la compra, puede ahorrar muchos trámites y disgustos en caso de separación.

Si buscas contratar una hipoteca conjunta a tu medida, podemos ayudarte a hacer todas esas cuentas de las que te he hablado y a elegir la hipoteca adecuada para tus necesidades.


Descarga gratis
el ebook con los 4 activos más rentables para invertir en 2024.

Entradas Recientes

Entradas Relacionadas