errores-planificar-jubilacion-1194x535-1

Guía para la jubilación anticipada en España

Si quieres poder jubilarte antes de los 65 deberás hacer 3 cosas distintas a la mayoría de la gente:

Primero de todo, saber cuánto dinero necesitas para jubilarte.

Segundo, entender las variables que pueden adelantar tu jubilación y cómo llegar antes a tus números necesarios

Y tercero, entender cómo ejecutar tu plan para que puedas jubilarte joven mientras tengas energía y no a los 65 o 70 años, como quieren la mayoría de los países.

Y es que tan pronto como salimos del instituto o de la universidad nos lanzamos al mercado laboral, a intentar ganar dinero como locos, sin pensar en un plan, y con la alegría y el subidón que nos da empezar a ganar dinero para sentirnos independientes.

Pero si ya llevas unos añitos trabajando, estoy seguro de que esa motivación inicial se te ha ido pasando y te has preguntado.

  • ¿De verdad tengo que trabajar los siguientes 40 años de mi vida sin parar hasta que pueda jubilarme?

Pues si quieres saber cuándo podrás jubilarte, vamos a ver un plan de 3 fases para lograr la jubilación anticipada:

¿Cómo jubilarse antes de los 65 años, con un buen dinero?

La primera parte de este plan consiste en entender que la fecha del retiro puede adelantarse, y mucho.

Personalmente, mi objetivo es ser totalmente libre financieramente a partir de mis 40 años.

Es decir, en 10 años y 4 meses. Con libre financieramente me refiero a poder vivir exactamente como ahora, pero en lugar de gastar de los ingresos que me generan mis negocios, hacerlo de los ingresos que me generan mis inversiones.

Para saber cuándo tú podrás dejar de trabajar voy a darte una regla que te permitirá saber cuándo podrás dejar de hacerlo.

Se conoce como la regla de los 300. Esta regla nos dice que debes multiplicar tus gastos mensuales por 300 y esa será la cantidad de dinero que necesitas tener para poder vivir de tu patrimonio y cubrir todos tus gastos mensuales.

➜ Si por ejemplo necesitas 1500€ para vivir, 1500*300= necesitarás 450.000 euros para jubilarte.

➜ Si necesitas 3000€, necesitarás 900.000 euros para jubiarte.

La buena noticia es que no tendrás que llegar a esos 450.000€ o 900.000€ ahorrando mes a mes, porque sería casi imposible.

Gracias al interés compuesto y a las inversiones vamos a ver cómo llegar mucho antes de los 65 y adelantar el proceso para poder jubilarnos a tiempo.

Estos cálculos de multiplicar los gastos mensuales por 300 están basados en la regla del 4%, que implica que con nuestras inversiones nuestro dinero crecerá a un 7 u 8 % después de la inflación.

Por tanto, podríamos retirar un 4% de nuestro dinero cada año.

Para gastarlo sufragando nuestro estilo de vida sin que se nos acabe nunca, ya que el dinero que no retiramos crece a este 8% compensando la retirada anual de dinero.

Es cierto que esta regla por supuesto tiene sus riesgos y que hay que ser cauto a la hora de usarla y siempre tender a ser precavidos y poner más gastos de los que esperamos.

No obstante, sirve grosso modo para entender cuánto dinero tenemos que acumular para jubilarnos con cierta tranquilidad.

Una vez que sabemos grosso modo la cantidad que necesitaremos para jubilarnos, vamos a entender cómo podemos jugar con las variables para adelantar esta fecha, puesto que no queremos solamente llegar a dicha cantidad mediante el ahorro mensual.

Variables a tener en cuenta para la jubilación

La segunda parte del plan para la jubilación anticipada es entender cómo jugar con 5 variables determinarán como de pronto te jubilarás.

  • La variable 1 serán tus gastos, la 2 tus ingresos, la 3 tu estrategia de inversión, la 4 tu deuda y la 5 tus impuestos.

Los gastos

Respecto a los gastos, la mejor manera de calcular tus gastos mensuales es pasándote un día revisando todo lo que gastas en un año.

Aquí hay que incluir, comida, gastos de seguros, viajes… absolutamente todo y prorratearlo mensualmente.

Lógicamente, cuanto más gastes más costará llegar a la jubilación, pero he de decirte que los gastos no son la variable más importante en la ecuación y yo creo que no merece la pena obsesionarse con ellos por una simple razón.

Existe un límite a lo que puedes ahorrar, pero no existe un límite a lo que puedes ganar.

Esto es sencillo de entender, siempre necesitarás gastar en educación de tus hijos, en tu comida o en un buen seguro de salud, y esto no lo podrás recortar.

Sin embargo, siempre podrás optar a un ascenso, captar más clientes o aumentar el valor de tu servicio para aumentar tus ingresos.

Ingresos y estrategias de inversión

La segunda variable y la tercera son las más importantes.

Literalmente deberías invertir tu tiempo en 2 cosas;

  1. En pensar cómo progresar profesionalmente y
  2. Crear un plan de inversión.

No soy quién para decirte cómo debes progresar profesionalmente, pues tú eres el que mejor lo sabrá, pero si puedo ayudarte a crear un plan sencillo de inversión.

Quiero que veas esta imagen conmigo:

  • Si por ejemplo generas 2000€ y puedes vivir con 1400€, la regla de 300 dice que necesitarás 1400*300 = 420.000 euros para vivir de tu patrimonio.

Esto supondría ahorrar cada mes un 30% de tus ingresos o 600 euros que podrías invertirlos y obtener aproximadamente un 8% de retorno después de la inflación.

Invirtiendo esta cantidad mes a mes durante 22 años lograrías alcanzar esta cifra, habiendo aportado solamente 158.000€ de los 432.000€.

Es decir, si comienzas a los 30 años, lo lograrías a los 52.

Pero es que si consigues subir un 30% tu sueldo e inviertes la diferencia tendrías otros 600€ al mes adicionales y podrías invertir 1200€ lo que te haría llegar en apenas 15 años a tu cifra del retiro anticipado.

Como ves, aumentar tus ingresos es la vía más rápida para anticipar esa jubilación.

Esto lo puedes conseguir montando un negocio paralelo a tu trabajo o simplemente progresando como profesional.

Si eres joven, puede incluso tener sentido pensar en migrar a otro país con sueldos más altos para conseguirlo.

Sobre cómo conseguir este 8% de rentabilidad la respuesta es muy sencilla, existe un tipo de inversión que se denominan fondos indexados. Los más populares son el S&P 500 o el MSCI World.

➜ Si quieres invertir en este tipo de fondos con las mejores condiciones, aconsejo hacerlo desde My Investor

Estos fondos de inversión invierten tu dinero por ti en rankings de empresas. El S&P 500 por ejemplo, invierte en las 500 empresas más grandes de EE.UU. y ha demostrado crecer casi al 11% antes de la inflación o al 8% si restamos la inflación.

La parte negativa de los fondos indexados es que tienen bastante volatilidad. Su rendimiento es una media anual, pero hay años en los que el valor de estos fondos puede bajar un 30 % para posteriormente recuperarse.

Para evitar sufrir esta volatilidad debes tener siempre un colchón de emergencia a tu disposición de al menos 3 a 6 meses de costes de vida ahorrados.

Excepto el fondo de emergencia, el resto de tu dinero debe estar invertido. Porque si solamente ahorras, por ejemplo, 600 € durante 22 años, lograrás acumular 158.000€.

Pero si los inviertes acumularás 432.000€, es decir, casi 3 veces más invirtiendo que ahorrando, y eso aun habiendo descontado el efecto inflación, al bajar la rentabilidad del 10 al 8% de los fondos indexados.

La deuda

La siguiente variable es la deuda:

Demasiada gente recurre a la deuda para financiar compras de coches o vacaciones que no puede permitirse, y esto en lugar de acelerar el proceso de retiro anticipado, lo que hace es generar interés compuesto negativo.

Cada vez te es más difícil ahorrar e invertir por los intereses de los préstamos que debes pagar.

No obstante, existe una manera de usar la deuda a tu favor.

Cuando utilizas el dinero del banco para comprar un activo que a la vez te genera dinero se denomina como deuda buena. Y la deuda buena puede acelerar mucho tu proceso a la libertad financiera.

Existen dos maneras de aprovecharse la deuda buena:

  1. La primera es a través de una hipoteca. Pero en lugar de comprar tu vivienda habitual, hacerlo para comprar una vivienda destinada al alquiler. De esta manera el inquilino paga tu hipoteca y en 20 o 30 años tu eres propietario de la vivienda sin deuda.

La parte negativa de esto es que necesitas inicialmente un dinero para la entrada de la vivienda que suele ser del 20%, ya que no suelen dar hipotecas al 100% del valor de la vivienda.

  • La segunda manera es a través de la pignoración de tus fondos indexados y me gusta más aún. Los bancos te prestarán entre el 50 y el 60 % del valor de tus fondos indexados para que hagas con este dinero lo que quieras.

Mientras devuelves el dinero que se te ha prestado no podrás vender tus fondos indexados, por eso se denomina que están pignorados.

Se usan como garantía de repago por si no devuelves la deuda en el plazo acordado, ellos se quedan con el valor de tus fondos hasta cobrar lo prestado.

De esta manera imagínate lo siguiente:

Si tienes ya 300.000€ en fondos indexados, puedes pedir que te presten 150.000€. Con ese dinero comprar una vivienda, alquilarla y de esta manera ocurrirá lo siguiente:

Por un lado, serás propietario de tus 300.000 euros en fondos indexados de los cuales 150.000 estarán bloqueados hasta que devuelvas el dinero que te han prestado.

Por otro lado, serás propietario de una casa sin deuda de 150.000 que alquilarás y con ese dinero devolverás el dinero prestado.

Por tanto, tendrás bienes por valor de 300.000 en fondos indexados, 150.000€ en vivienda y 150.000€ en deuda.

Pero esta deuda se diluirá en porcentajes porque tus fondos indexados seguirán creciendo al ritmo del 8% anual.

Además, irá siendo menor cada mes por la devolución de esta con los ingresos del alquiler.

Por tanto, en apenas 10 o 15 años el valor de la deuda sobre tu patrimonio será muy bajo, pudiendo incluso repetir la operación comprando más viviendas.

Es una estrategia avanzada, pero que merece la pena comentar.

Impuestos

La última variable finalmente son los impuestos; Esto es algo que poca gente tiene en cuenta, pero que es importante planificar. Cada estado tiene unos impuestos, los hay que por ejemplo no cobran impuestos ante la venta de acciones o fondos de inversión y los hay que sí.

En España por ejemplo, se paga en torno a un 20 y 24% de las plusvalías en impuestos. Es decir, si vendes una participación que compraste por 10 por 20. Pagarás un 20% de los 10 euros de beneficio obtenidos.

Hay personas con patrimonios grandes que a la hora de ir vendiendo sus activos financieros estudian el moverse entre estados para liquidar en otro estado sus activos con el fin de reducir la carga fiscal.

Además de esto, es importante intentar siempre reducir la carga fiscal anual, para ello especialmente si tienes un negocio debes ver bien si te interesa tener una sociedad, o ser autónomo, o incluso mudarte.

Conclusión general

Por tanto, como conclusión, si vives en un país en el que pagas impuestos a la hora de vender tus activos financieros, debes añadirlo a tus números iniciales para calcular la cantidad neta de dinero que necesitarás.

La tercera parte del plan es auditarnos año a año nuestro progreso para la jubilación temprana.

Para ello cada año deberíamos hacer estas 5 acciones:

  1. Revisar ingresos y gastos anuales
  2. Revisar aportaciones de las inversiones a nuestro plan de inversiones
  3. Revisar nuestro plan de carrera profesional y analizar cómo podemos aumentar nuestros ingresos
  4. Actualizar nuestros números en función a los nuevos ingresos y gastos
  5. No olvidarnos de disfrutar

Esto es especialmente importante porque mucha gente se centra en ahorrar lo máximo e invertir y los mejores años se pasan volando, anhelando un hipotético futuro sin trabajar.

Cuando quizá la máxima satisfacción viene de un equilibrio entre el ahorro, la inversión, el disfrute profesional y el vivir el presente.

No está claro que la vida más feliz sea una en la que no hacemos absolutamente nada, por eso mientras trabajamos por nuestra libertad financiera no se debe olvidar cimentar una vida plena en la que también nos sintamos orgullosos de nuestra faceta profesional y personal.

Recuerda que, si quieres aprender a maximizar tus finanzas personales e invertir de forma inteligente, ya tienes disponible mi formación premium: Fórmula Linvest.


Descarga gratis
el ebook con los 4 activos más rentables para invertir en 2024.

Entradas Recientes

Entradas Relacionadas

comparativa indexa vs myinvestor

Indexa Capital vs MyInvestor, ¿cuál es mejor?

Comparar Indexa Capital y MyInvestor cuando se trata de roboadvisors es como preguntar si quieres más a papá o a mamá. Los dos son excelentes opciones para invertir tu dinero de forma indexada, aunque cada uno con sus características, ventajas y desventajas. En este artículo vamos a analizar la propuesta

Leer más »