seguros para casa

¿Cómo elegir un buen seguro de hogar?

Si hay un seguro con recovecos, ese es el de hogar. Escoger un buen seguro de hogar es un arte que implica saber qué coberturas son imprescindibles, cuáles no y qué cantidades conviene asegurar, entre otras cosas.

Y eso es precisamente lo que vamos a ver en las siguientes líneas: cómo dar con la póliza de hogar adecuada para ti.

¿Qué es un seguro de hogar? (y por qué tener siempre uno)

Una póliza de hogar sirve para proteger tu vivienda y todo lo que haya en ella, pero también los daños que pueda ocasionar tu casa. De hecho, esa es la principal razón por la que siempre deberías contar con un seguro de hogar, tanto si eres propietario como si vives de alquiler.

💭EJEMPLO PRÁCTICO… Para que lo entiendas mejor, imagina que se te quema la cocina y no tienes seguro. Tendrías que pagar la reparación de tu bolsillo y te aseguro que no sería barata. Un problema.

Ahora vamos un poco más allá. Imagina que no solo quemas tu cocina, sino que también quemas la de tu vecino. Lo que era un problema ahora es un problemón. Porque tu cocina puedes reformarla o no y gastar más o menos, pero la de tu vecino vas a tener que dejarla tal y como estaba, cueste lo que cueste.

Para eso sirven un seguro de hogar y su cobertura de responsabilidad civil y por eso es recomendable tener uno.

Además, sin ir tan lejos, te puede ayudar a evitar problemas con los vecinos. Imagina que sale una humedad en el baño de tu vecina y es tu culpa. Con el seguro podrás solucionarlo rápidamente y sin preocuparte por nada. Lo solventarás con una llamada.

Sin el seguro de hogar, tendrás que buscar un fontanero que sea económico y esté disponible. Y si no lo encuentras, pagar de más. Total, que algo que podría solucionarse rápido, se puede dilatar en el tiempo y convertirse en un problema con tu vecino.

Por eso mismo y porque un seguro básico no es muy caro, creo que todo el mundo debería contar con una póliza de hogar, tenga casa en propiedad o viva de alquiler.

¿Cómo elegir el mejor seguro de hogar?

El mejor seguro de hogar es el que cubre tus necesidades, no las de tu vecino ni las de tu madre: las tuyas.

Para eso necesitas saber qué quieres cubrir y por qué importe. A partir de ahí, escoger el seguro de hogar consiste en saber cómo funciona y en qué fijarte.

elegir seguro casa

Estas son las 7 claves para seleccionar la póliza adecuada para ti.

¿Qué coberturas debes tener y cuáles quitar?

Los seguros de hogar son seguros multirriesgo. Es decir, que cubren muchas eventualidades (riesgos) diferentes o múltiples.

Para simplificarlos, la mayoría de aseguradoras los comercializan como packs cerrados con una mezcla de coberturas y garantías.

A ti como usuario, lo que te interesa es trocearlos para quedarte con las coberturas que quieres y desechar el resto (no siempre se puede).

¿Y cuáles son esas coberturas imprescindibles en el seguro de hogar?

Las cuatro siguientes:

  • Responsabilidad Civil. Es lo mínimo que debe tener un seguro. Es la cobertura que se encargará de cubrir los daños a terceras partes por problemas en tu vivienda (sí, igual que el seguro a terceros del coche). Es la cobertura que se encargaría de la cocina de tu vecino en el ejemplo anterior.
  • Daños del continente. El continente está formado por las paredes, la estructura y la fachada de la casa. Esta cobertura se encargará de los daños que puedan sufrir (igual que el seguro de la comunidad de vecinos).
  • Daños del contenido. El contenido es todo lo que hay dentro del continente, incluidos los muebles y electrodomésticos. Todos los seguros de hogar cubren los daños en el contenido, aunque no por todas las contingencias (agua, daños eléctricos, daños estéticos…).
  • Defensa jurídica. Sirve para reclamar daños que alguien haga en tu vivienda, sus bienes e incluso a ti si es en el ámbito del hogar.

Estas son las coberturas básicas que todo seguro debe tener. A partir de ahí, se abre un abanico inmenso de coberturas complementarias que pueden ser útiles o no, dependiendo de lo que busques.

Las hay de todo tipo:

– Desde daños por robo, que cubre lo que te roben y los desperfectos producidos por el robo, hasta daños por rotura de cristales o servicios de cerrajería,pasando por responsabilidad civil por mascotas, daños por mascotas e incluso asistencia técnica informática o servicio manitas.

La clave para escoger tu seguro de hogar es saber qué coberturas quieres y cuáles no para, después, intentar diseñar un seguro a tu medida o, en su defecto, elegir el pack de la aseguradora que mejor se adapte a tus necesidades.

En cualquier caso, ten clara una máxima: cuantas más coberturas tenga el seguro, mayor será la prima. Es decir, más cara será la póliza.

Evita duplicidades con el seguro de la comunidad

Las comunidades de vecinos también tienen sus propios seguros que cubren las zonas comunes del edificio, los elementos comunes (tuberías bajantes) y, por supuesto, la fachada.

Antes de contratar tu seguro de hogar, revisa qué cubre el de la comunidad para evitar duplicidades por las que tendrás que pagar una prima superior.

Y lo mismo aplica antes de llamar al seguro para informar de cualquier parte.

Asegura el continente y el contenido por el valor adecuado

En un seguro hay que evitar situaciones de sobreseguro e infraseguro.

➜ El sobreseguro se produce cuando aseguras un bien por un valor superior a su valor real. Por ejemplo, si aseguras tu televisión que vale 500 € por 900 €. En caso de siniestro, la aseguradora siempre te indemnizará con el valor real (los 500 €) porque en un seguro no puede haber lucro (no puedes ganar dinero con el seguro, algo que pasaría si te pagan 900 € euros por una televisión de 500 €).

➜ El infraseguro es lo contrario: asegurar un bien por debajo de su valor real y es realmente peligroso por dos motivos. El primero es que, en caso de siniestro total, no podrás reponerlo. Si se quema la cocina y el montante asegurado es inferior a su valor real, no podrás poner una nueva igual a la que tenías.

El infraseguro es lo que se conoce como la regla proporcional, según la cual, en caso de infraseguro, la indemnización será proporcional a la diferencia entre la prima acordada y el valor real del bien. En otras palabras, que ni siquiera te pagarán toda la indemnización que aparezca en la póliza, sino solo una parte.

Por eso mismo es tan importante aprender a asegurar el contenido y el continente por su valor real (o uno aproximado).

Cómo valorar el continente

El error más habitual al valorar el continente es confundirlo con el valor de compra. Se trata de medidas diferentes. El valor del continente no tiene en cuenta cosas como el valor del suelo o los impuestos de la casa, por lo que siempre será inferior al precio de compra.

La mayoría de aseguradoras te ayudarán a dar con el valor del continente para el seguro de hogar. Ese valor dependerá del tipo de casa y de las calidades.

Si necesitas datos orientativos estas serían las medidas básicas:

  • 700 € por m2 en un piso de gama baja o media.
  • 800/900 € por m2 en un piso de gama alta o de lujo.
  • 900 € por m2 en una casa adosada.

En cualquier caso, la OCU dispone de unas tablas más completas según el tipo de vivienda y su localización que puedes consultar aquí.

Cómo valorar el contenido

El valor del contenido es algo que se puede conocer con algo más de precisión. Quien más y quien menos tiene en mente cuánto costaron los muebles de su casa. Si no es el caso, lo normal es asegurar el contenido por entre el 25% y el 30% del valor del continente.

Recuerda que, si hay objetos de especial valor y los quieres asegurar, necesitarás tasarlos. Además, muchas aseguradoras no te indemnizarán con más de 15.000 euros para ese tipo de bienes como joyas y obras de arte.

Por último, si los muebles de casa no son muy caros, prueba a pedir precio del seguro con y sin esta cobertura y valorar si quieres o no incluirla.

Acierta con el límite de la Responsabilidad Civil

Como con el continente y el contenido, también hay que acertar con el valor de la responsabilidad civil en el seguro de hogar.A fin de cuentas, es la cobertura más importante del seguro.

¿Qué cantidad contratar como responsabilidad civil en el seguro de hogar?

– Si quieres curarte en salud, la más alta que puedas. Algunas de aseguradoras cuentan con diferentes límites según el tipo de daño.

Las cantidades más habituales van desde los 150.000 €, que sería el mínimo a contratar, hasta los 300.000 €, aunque los hay que llegan a los 750.000 €. 

Revisa límites y exclusiones

Los límites del seguro de hogar marcan la cantidad máxima que recibirás de indemnización en cada caso.

Un ejemplo de estos límites es la cobertura por daños estéticos, que suelen marcar siempre una indemnización máxima de entre 2.000 y 5.000 €, según el caso.

Junto con los límites, revisa las exclusiones. Una exclusión es un caso concreto en el que el seguro no te cubrirá. Es decir, situaciones donde no recibirás ningún tipo de indemnización.

Existen infinidad de exclusiones como:

  • Daños a objetos fuera de la vivienda.
  • Daños por lluvia, viento o nieve.
  • Daños por descuidos en el interior.
  • Daños por instalaciones en malas condiciones.
  • Gastos de desatascado de tuberías.
  • Accidentes de fumador.
  • Daños eléctricos.
  • Robo de joyas.
  • Daños estéticos si la vivienda es muy antigua.

Aunque es muy pesado, esta sí es una de esas pólizas que deberías leer antes de contratar para evitar sorpresas.

Compara precios y, sobre todo, opiniones

El principio de todo buen consumidor es asegurarse que compra al mejor precio. Con los seguros no es diferente.

Sin embargo, el precio no es lo único que debes fijarte al comparar seguros de hogar. Todavía es más importante que evalúes las opiniones de los usuarios, sobre todo los que tienen que ver con siniestros.

Fíjate en cuánto ha tardado en responder la aseguradora, si ha puesto algún impedimento y, en general, el grado de satisfacción con las reparaciones. No te voy a engañar, la mayoría de opiniones detalladas serán negativas (ponemos más énfasis en quejarnos que en alabar).

Lo que debes hacer es valorar esas opiniones en su justa medida, ver qué quejas se repiten y en qué medida. Y, por supuesto, si tienes algún amigo que ya tiene contratado el seguro, pregúntale por su experiencia.

Al final, lo más importante de un seguro de hogar es que responda cuando lo necesitas. Si no lo hace, no servirá de nada por muy barato que sea o por muchas coberturas que tenga.

Elige con quién contratar

Para terminar, recuerda que puedes contratar el seguro directamente con la aseguradora o a través de un corredor de seguros.

La ventaja del corredor es que:

  1. Puede ofrecerte mejor precio, porque maneja un gran volumen de pólizas (la aseguradora le puede hacer descuento).
  2. Te será de ayuda para reclamar si tienes un siniestro y, sobre todo, si surge algún incidente y la aseguradora no te atiende bien. 

Conclusión general

Encontrar un buen seguro de hogar empieza por saber cómo funcionan este tipo de pólizas y qué quieres contratar.

A partir de ahí, te tocará bucear dentro de la póliza y del cuestionario de contratación.

Los seguros de hogar son unos de los que más tiempo se tarda en contratar porque a la aseguradora le interesa saber exactamente qué tipo de casa tienes para determinar el riesgo de que ocurra algún siniestro y, con ello, el precio del seguro.


Descarga gratis
el ebook con los 4 activos más rentables para invertir en 2024.

Entradas Recientes

Entradas Relacionadas