pexels-pixabay-259100-945x603

Cómo invertir 100.000 euros como un profesional

Tras invertir 500.000€ en los últimos 7 años he cometido algunos errores, pero también he tenido muchos aprendizajes que me han llevado a tener claro cuál es la estrategia que uno debe de seguir para invertir con éxito y conseguir multiplicar el dinero.

Por eso en este artículo te voy a contar primero mis errores y después la estrategia que seguiría para lanzarme a invertir 100.000€ si volviese a empezar de cero.

Para que puedas inspirarte y aprender sobre lo que consideres, ahora que además estoy certificado como asesor financiero bajo la titulación European Investment Practicioner.

Nunca copies las inversiones de otra persona

Comenzando con los errores que evitaría, el primero de ellos sería el de invertir siguiendo recomendaciones de la prensa, influencers o amigos sin entender bien el activo.

Personalmente, cometí este error en dos momentos distintos:

  1. El primero de ellos fue nada más empezar. Cuando acumulé mi primer capital me lancé a comprar acciones de empresas populares españolas que había visto recomendadas en los típicos periódicos de inversión.
  2. El segundo momento fue en 2019 con las criptomonedas, tras conocer a un amigo que había ganado mucho dinero con ellas.

Cuando uno invierte debe tener claro en qué está invirtiendo y por qué lo está haciendo y no hacerlo porque ha leído en un artículo, en un tweet, o por un amigo que te ha dicho que X acción va a subir de precio.

  • Esto es de vital importancia porque tú puedes copiar la inversión, pero si no entiendes la convicción y la tesis de inversión del activo concreto, cuando vengan malos momentos vas a vender por miedo y generarás pérdidas en una inversión que incluso podría acabar siendo rentable.

Errores en mis inicios invirtiendo, que veo en mucha gente

Por ponerte en situación: en 2016 cuando empecé invirtiendo, compré acciones de Repsol, de Mapfre e incluso de Abengoa al principio.

Varios meses después, tras formarme más y entender cómo funcionaba el mundo de las inversiones, las abandoné y cambié mi estrategia a fondos de inversión indexados.

Pero durante esos meses no paraba de entrar en el bróker a ver cómo evolucionaba el precio, porque realmente no tenía confianza alguna en la acción al no entender por qué invertía en ellas y hacerlo simplemente por seguir recomendaciones de un periódico.

En 2019 fue similar, con el auge de las criptomonedas, tras conocer a un amigo que había hecho millones con ellas.

  • Invertí en las que él me iba diciendo que tenía, y en 2020 con la caída tan brutal que hubo, me desprendí de muchas de ellas al realmente no entender ni confiar en lo que estaba haciendo, vendiendo algunas de ellas con pérdidas del 30% o 40%.

Esto es lo que les ocurre a muchas personas que se lanzan a invertir, van persiguiendo el activo de moda, cuando cae lo venden, y ponen el dinero en el nuevo activo de moda.

Así van acumulando pérdidas y malas experiencias con las inversiones.

Recuerda, copiar una inversión es fácil, pero obtener el conocimiento de por qué otro inversor escogió dicho activo no. Nunca deberías copiar una inversión si no entiendes bien el porqué.

No te dejes llevar por las emociones

El segundo error es el de dejarnos llevar por las emociones e invertir solo cuando el mercado sube o en los activos de moda. Cuando comencé siempre sentía tentación de invertir más fuerte cuando el mercado estaba subiendo y dando ganancias.

Me costaba más invertir cuando veía las acciones o fondos que quería bajar y acababa esperando para invertir a momentos en los que el mercado subía.

Además, siempre tenía la tentación de pasarme a invertir a nuevos activos que iban mejor que los que yo tenía en ese momento.

Y es que lo fácil es invertir con la emoción y la adrenalina de ver subir las criptomonedas, las acciones o los índices de moda, ya sean tecnológicos, de semiconductores o cualquiera que esté dando mejor rendimiento.

  • Pero lo suyo es ser capaz de fijarse una estrategia y cumplirla a raja tabla, independientemente de que haya en ese momento otros activos que estén dando mejores rendimientos.

Si lo analizas bien siempre hay años que destacan un tipo de activos:

Por ejemplo, las criptomonedas, los NFTs, otro año las acciones de crecimiento, otro las value, otro los mercados emergentes y otros sencillamente los fondos tecnológicos.

Pero ser inversor con el síndrome del objeto brillante es muy complicado porque lo más seguro es que llegues tarde a la tendencia, compres los activos sobrevalorados y te comas la bajada y acabes siempre comprando tarde mal y comiéndote pérdidas.

Por eso en mi opinión hay que huir de las modas y ver las inversiones igual que cuando uno va a comprar sus Adidas favoritas.

Si entras a una tienda y te dicen que están a un 30% rebajadas, te decides más fácilmente por comprarlas, no piensas; esperaré a que suban de precio. Pues con las inversiones no debes hacer lo opuesto.

No te quedes sin fondo de emergencia

El tercer error y uno de los que más factura me ha pasado es quedarse sin margen de maniobra o fondo de emergencia.

Cuando hablamos del fondo de emergencia, siempre lo vemos como algo aburrido e innecesario, pero personalmente tuve un susto gordo en la pandemia que me hizo aprender la lección de lo importante que es tenerlo siempre a mano.

En pleno 2020 mi empresa principal y la que me generaba en ese momento todos mis ingresos se paralizó de golpe.

Ya que su operativa estaba relacionada con las competiciones deportivas y al paralizarse por 4 meses casi todo el deporte, los ingresos de mi empresa pasaron a ser 0 mientras que los gastos siguieron casi igual.

En ese momento además estábamos invirtiendo fuerte en una nueva página web y aplicaciones y yo tenía mi dinero personal invertido al 100% sin apenas dinero en liquidez.

Ante la incertidumbre de no saber cuántos meses estaríamos sin ingresos y teniendo que asumir los pagos de nóminas y demás gastos de la empresa, me vi obligado a liquidar parte de la cartera de criptomonedas en el peor momento de mercado, materializando pérdidas del 30 y 40% en esas inversiones.

✅ Desde ese momento siempre tengo en liquidez ahorrado un año de costes de vida mío y de operaciones de la empresa para que, pase lo que pase, no verme forzado nunca más a liquidar inversiones por problemas que son puntuales.

Estos son los principales errores que yo he cometido y que he visto literalmente a miles de personas cometer.

Para evitar que esto te pase, te quiero dar una lista de consejos que creo que son útiles para ser un inversor de éxito y si tuviese que comenzar a invertir 1000, 10.000 o 100.000 euros los tendría muy en cuenta.

Consejos para invertir exitosamente

Ten un colchón de emergencia

El primer consejo como hemos hablado es el de tener el colchón de emergencia de mínimo 3 a 6 meses de costes de vida para evitar tener que vender inversiones en pérdidas en momentos complicados de mercado.

Adquiere conocimiento sobre el activo

El segundo es el de estudiar mucho sobre el activo antes de lanzarse a invertir y entender muy bien el perfil de riesgo de uno mismo como inversor.

Hay gente que no dormiría bien por las noches teniendo todo su dinero en renta variable sabiendo que puede caer un 30 o 35% aunque incluso en un periodo de 12 meses o 24 pueda recuperarse.

  • Hay personas que no deberían comprar un piso para alquilar si no quieren afrontar seleccionar inquilinos, redactar contratos con sentido o buscar seguros de impagos y entender que quizá tienen que hacer frente a posibles destrozos u ocupaciones.

No existe una inversión perfecta, por eso es imprescindible entender las bases de cada tipo de activo para elegir el que más se ajuste a tus necesidades, porque seguro que hay uno que lo hace.

Y si no, habrá una combinación de ellos que te haga estar cómodo como inversor y poder pasar mucho tiempo con tu dinero invertido para que se multiplique.

Lo suyo es que elijas y combines renta variable que es inversión en bolsa, renta fija si quieres tener un perfil más conservador, algo de inmobiliario si quieres tener algo tangible y apalancarte en deuda y que también entiendas los nuevos activos como el bitcoin.

No quiere decir que tengas que invertir en todos, pero si saber las bases para ver cuál va más con tu personalidad y elegir al menos uno de ellos que cuadre con tus objetivos y forma de ser.

Con esto iríamos al tercer paso y es que, si por ejemplo, no tienes el suficiente dinero para comprar un inmueble por su alta barrera de entrada, no deberías quedarte fuera del mercado años sin invertir, puesto que cuanto más pronto empieces mejor será.

  • El efecto del interés compuesto es muy importante en las inversiones, si empiezas con 30 años aportando 300€ a los 60 habrás acumulado 553mil de los cuales solo habrás aportado 108mil.

Pero si esperas hasta los 40, a los 60 tendrás 202.000€ de los cuales habrás aportado 72.000€.

Y si quisieses llegar al mismo capital en 20 años que en el ejemplo anterior, tendrías que invertir casi 3 veces el dinero mensual. Es decir, cuanto antes empieces, mucho más efecto tendrá el interés compuesto.

Siguiendo con esta idea de empezar pronto, no es necesario cuando uno empieza a tener una diversificación enorme.

El diversificar tiene que ser producto de tu perfil de inversor y puedes hacerlo cuando tu cartera sea un poco más grande.

Por eso, en mi opinión, para empezar siempre lo más eficaz es hacerlo con la inversión en renta variable a través de los fondos indexados, ya que te permiten invertir desde unos pocos euros al mes.

➜ Para invertir en ellos te dejo aquí un enlace a My Investor para que puedas obtener las comisiones más bajas.

El siguiente consejo que te daría es que tengas mucho cuidado con las comisiones de tus brókers, bancos o gestores de inversiones, también con cómo afecta a la rentabilidad, los seguros de los inmuebles, costes de comunidad, etc.

En inversiones siempre hay que mirar la rentabilidad neta después de gastos, comisiones e impuestos. Esto es especialmente importante en los pisos, pero también en la bolsa:

  • Volviendo al ejemplo de los 300€ mensuales durante 30 años invertidos que nos daban 553.000€.

Fíjate cómo afectarían unas comisiones adicionales del 1,5% a nuestra rentabilidad: Supondría ganar 15.000€ menos en ese periodo.

Estas comisiones a veces vienen dadas por comisiones de custodia, de compraventa en el bróker, o gastos en los inmuebles que no habíamos tenido en cuenta al calcular las rentabilidades.

Por eso siempre mucho ojo al invertir con calcular los gastos al detalle y no hacerlo grosso modo pues incluso una comisión que crees que puede ser baja, compuesta a lo largo del tiempo afecta mucho a tu dinero.

Márcate tus objetivos financieros

El siguiente consejo es que te marques muy claros tus objetivos financieros. Recuerda la frase de no hay viento favorable para quien no tiene clara la dirección.

Con el dinero es lo mismo:

  • ¿Quieres una jubilación segura, estable y abundante en lo económico? Invierte a largo plazo en acciones o inmuebles.
  • ¿Quieres tener tu dinero del fondo de emergencia protegido de la inflación lo máximo posible? Invierte en fondos monetarios, depósitos a corto plazo sin penalización o cuentas remuneradas.
  • ¿Quieres invertir para tener más dinero disponible para gastar en 2 años? Invierte en tu formación, ya que las inversiones son todas a medio y largo plazo, y la única que puede mejorar tu situación a corto plazo es tu valor como activo en el mercado laboral y profesional.

Demasiada gente quiere invertir por ganar más dinero y ese no es un objetivo que se pueda conseguir a corto plazo.

De consumidor a productor

Y el consejo que daría finalmente es el de cambiar la mentalidad de consumidor a productor y aprender a perder el respeto a las monedas fiduciarias con las que nos pagan.

Entendiendo bien que sólo son un medio para intercambiar valor a corto plazo, pero no para almacenarlo y multiplicarlo:

  • Esta es la devaluación del € en solo 20 años, ha perdido un 30% de su poder de compra hasta el 2021, si estuviese actualizada en los dos últimos años ya sería una pérdida del 40%.

Con el dólar ocurre exactamente lo mismo, en 110 años ha perdido un 90% de poder adquisitivo. Esto quiere decir que con el mismo dinero puedes comprar un 90% menos de cosas.

Esto es así apropósito, los gobiernos y los bancos centrales quieren que la moneda se devalúe para que te la gastes rápido y generar economía y recaudar cada vez más con los impuestos.

Por eso debes de cambiarlos rápidamente por activos que sean escasos y generen riqueza como la bolsa o los inmuebles.

Entiende que cuando haces esto y cambias tus euros o dólares por acciones de empresas, pasas de tener una moneda que pierde valor a participaciones de empresas que generan negocio, ganan dinero y se acaban revalorizando.

Conclusión

Grábate a fuego la frase de que no podrás ahorrar tu camino hacia la tranquilidad financiera, sólo lo podrás hacer invirtiendo.

Espero que te hayan gustado estos consejos y recuerda que, si quieres adquirir más conocimientos sobre finanzas personales e inversiones, estoy ofreciendo una formación para aprender a invertir tu dinero de manera segura y diversificada.


Descarga gratis
el ebook con los 4 activos más rentables para invertir en 2024.

Entradas Recientes

Entradas Relacionadas

maximizar ingresos con fondos indexados

¿Cómo ganar dinero con los fondos indexados?

Si eres de los que valora su tiempo, valoras el dinero que has ganado trabajando duramente y que además has conseguido ahorrar, no sucumbiendo a los mil placeres terrenales y materiales que nos ofrece la vida. Eres de los que busca no solo ahorrar, sino conseguir que nuestro dinero se

Leer más »